Críticas de la oposición a la decisión del SPD de reeditar la coalición con Merkel

Los partidos de la oposición alemana, de La Izquierda a la ultraderecha, pasando por los verdes y liberales, criticaron hoy la decisión del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) de sumarse a una nueva gran coalición con los conservadores. El SPD comunicó hoy que el 66 % de sus afiliados ha dicho "sí" en la consulta sobre la reedición de la gran coalición con el bloque conservador de Merkel, un voto en el que ha participado el 78 % de sus más de 463.000 militantes.

El copresidente de La Izquierda, Bernd Riexinger, lamentó que los socialdemócratas hayan elegido de nuevo a la canciller alemana, Angela Merkel, en vez de apostar por un cambio de políticas. El SPD, advirtió Riexinger, da este paso "debilitado y en parte dividido", algo que "millones de personas no lo olvidarán".

La jefa del grupo parlamentario de La Izquierda, Sahra Wagenknecht, lamentó también a través de Twitter que "en lugar de representar los intereses de los trabajadores y los pensionistas, los socialdemócratas prefieren sentar de nuevo a Merkel en el sillón del jefe". En su opinión, la dirección del SPD persigue "mantener el poder a corto plazo" en lugar de fortalecer y renovar el proyecto socialdemócrata en Alemania.

La ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), por su parte, tachó de "catástrofe" para el país la reedición de la gran coalición entre socialdemócratas y conservadores. A través de su cuenta en Twitter, la formación aseguró que la "factura" de esta nueva alianza llegará "como tarde en 2021", en referencia al final de la legislatura. "Hasta entonces seguiremos luchando, como principal partido de la oposición, por una política razonable y sostenible en interés de los ciudadanos", agregó la formación.

El presidente del Partido Liberal (FDP), Christian Lindner, mostró a través de las redes sociales su "respeto" por la decisión que ha tomado la militancia socialdemócrata, justo la contraria a la que tomó él cuando decidió el pasado noviembre hacer saltar por los aires un acuerdo tripartito con los conservadores y los verdes. La secretaria general del FDP, Nicola Beer, consideró por su parte que en la decisión del SPD tuvo más peso el "miedo a nuevas elecciones" que el temor a volver a ser "marginados" dentro de un gobierno de coalición liderado por Merkel.

La copresidenta de Los Verdes, Annalena Baerbock, se mostró contenta de que "por fin" haya acabado el bloqueo político, pero lamentó que el acuerdo de coalición entre conservadores y socialdemócratas no aporte soluciones en cuestiones como el cambio climático, la dependencia y la pobreza infantil. "Los Verdes lo darán todo por estos temas", apostilló a través de las redes sociales.