Rajoy no acepta ‘lecciones’ del PSOE en empleo y pensiones después de dejar a España al borde de la quiebra

El presidente reclama "un Gobierno ya" para Cataluña con un candidato "sin cuentas pendientes" con la justicia

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha arremetido contra el PSOE y Ciudadanos en un discurso cargado de reproches a quienes no tienen que gobernar y quieren dar ‘lecciones’, como los socialistas en empleo y pensiones “después de haber dejado al país al borde de la quiebra”. También les ha criticado por haber “entrado en esa carrera” cuyo premio ha dicho desconocer, en la que se han “instalado algunos”, centrada en criticar al Gobierno, cuando lo que deberían hacer los socialistas es tratar de ser “útiles” al país.

En su intervención en la escuela de invierno del PP, Rajoy ha subrayado que fueron los socialistas los que congelaron las pensiones, mientras su Gobierno las subió, aunque fuera poco, y también cumplió con su compromiso de mantener las partidas de empleo y pensiones en los peores momentos de la crisis.

“No se puede aceptar la demagogia que está haciendo alguna gente después de llevar este país al borde de la quiebra, personalmente no lo voy a aceptar”, ha concluido.

En este sentido, el presidente del Gobierno ha señalado que si los socialistas apostaran por consensuar el nuevo modelo de financiación autonómica, un pacto por el agua o buscar un acuerdo sobre ciencia e innovación demostrarían que valen para “algo más” que criticar al Ejecutivo.

Además ha recordado que el sistema de financiación actual “no le gusta a nadie”, tampoco a los socialistas que lo aprobaron en 2009, y por ello, “aunque tardaron en darse cuenta”, cree que “no es muy difícil” diseñar uno nuevo entre ambos partidos.

“Lo peor que le puede pasar a un partido es ser perfectamente inútil y eso no le pasará nunca al PP”, ha remachado y ha puesto Canarias como ejemplo de un sitio donde los ‘populares’, aunque no gobiernen, llegan a acuerdos en pro del interés general.

A Ciudadanos le ha reprochado que proponga contratos laborales que simplemente cambian de nombre. “Algunos creen que se crea empleo cambiando el nombre a los contratos pero eso solo se consigue con política económica”, ha advertido y otros creen que se hace política “con salir a la calle”, ha dicho en relación a las manifestaciones que ha jaleado el PSOE por una subida de las pensiones o contra la brecha salarial.

“Esta de moda hacer politica comentándola pero de los políticos se espera más” ha argumentado el presidente del Gobierno quien ha lamentado que “falta quienes tengan un proyecto, con equipo y responsabilidad y eso solo lo hay en el PP”.

Gobierno en Cataluña ya pero “sin cuentas pendientes”

El presidente también se ha referido a la situación en Cataluña y ha reclamado que haya “un Gobierno ya” para que se “recupere la normalidad”, si bien, ha apuntado que debe estar presidido por alguien “sin cuentas pendientes” con la justicia.

En una intervención ha dicho que si no es así “será imposible” generar estabilidad, y por ello, ha pedido un nuevo Gobierno que “mire al futuro y cumpla la ley”.

Además, ha defendido el papel del Gobierno en la gestión de la crisis catalana porque “cumplió” su obligación, ya que la ley “se aplica en toda España, también en Cataluña”. “Todo el mundo sabía lo que había que hacer pero ¿quién tomo la decisión del 155?, parece que es muy fácil”, se ha preguntado.