El PSOE plantea en el Congreso subir las pensiones un 1,6% con cargo a los impuestos

Pedro Sánchez recuerda que la mayoría de los países de la UE actualizan las pensiones en función del IPC

El PSOE ha registrado este martes en el Congreso de los Diputados una proposición de ley para subir las pensiones un 1,6% (equivalente al IPC previsto) en 2018, aumento que se financiaría con cargo directo a los impuestos generales.

De salir adelante, la subida tendría efectos desde el 1 de enero de 2018 para todas las pensiones públicas del Sistema de Seguridad Social, cualquiera que sea su modalidad y régimen. Derogaría por tanto la subida del 0,25% decidida por el Gobierno de acuerdo con la legislación actual.

En caso de que el IPC correspondiente al periodo comprendido entre diciembre de 2017 y diciembre de 2018 fuese superior al 1,6%, las pensiones se actualizarán conforme a la subida del IPC, abonando en un pago único la diferencia no percibida durante 2018, precisa la proposición de ley del Grupo Parlamentario Socialista.

La iniciativa también pretende obligar al Gobierno a convocar la Mesa de Diálogo Social para adoptar una fórmula que permita dejar de sufragar con la Seguridad Social gastos que nada tienen que ver con las pensiones, reivindicación demandada también por los sindicatos.

Aunque el PSOE propone crear dos nuevos impuestos para ayudar a financiar las pensiones (uno a la banca y otro sobre las transacciones financieras), en esta iniciativa y en aras a alcanzar un consenso se limita a señalar que el aumento deberá financiarse vía impuestos generales, sin precisar cuáles.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha subrayado este martes que su partido no sólo está presentando propuestas para garantizar la sostenibilidad del sistema público de pensiones, sino también para que estas prestaciones sean “dignas”. Y es que en España, uno de cada tres pensionistas cobra menos de 650 euros al mes, ha recordado en declaraciones a Cuatro.

Remarcar que los pensionistas han sido el colectivo menos damnificado por la crisis, como ha hecho el PP, es una declaración “terriblemente injusta”, cuando en muchos casos ellos han sido el sostén de sus familias con su pensión, ha destacado Sánchez.

En todos los países europeos, salvo en Lituania e Irlanda, la actualización de las pensiones se vincula con el IPC, por lo que el índice de revalorización del 0,25% establecido por el Ejecutivo es una “anomalía”, ha añadido.

Tras registrar la iniciativa en la Cámara Baja, el secretario de Política Económica del PSOE, Manuel Escudero, ha advertido en declaraciones a la prensa de que un partido que “maltrata a sus jubilados y jubiladas es un país poco agradecido con quienes lo han levantado y poco humano”.

La ‘número dos’ del partido, Adriana Lastra, ha dado su apoyo a la petición de comparecencia solicitada por Podemos para que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, comparezca en un pleno monográfico sobre pensiones en el Congreso.

Y, por boca de su líder, Pedro Sánchez, los socialistas animan a Ciudadanos a levantar sus vetos a las iniciativas de corte social que los socialistas registran en el Congreso, para que su decisión de dejar de bloquear las propuestas de la oposición no se limiten a la ley mordaza.