Podemos y PSOE rechazarán el texto LGTBI del PP y Ciudadanos aún estudia su postura

El Congreso debatirá este jueves la enmienda a la totalidad del PP a la ley de Igualdad LGTBI propuesta por Podemos para eliminar algunas medidas que los populares consideran "preocupantes", un texto al que se oponen la formación morada y los socialistas y sobre el que Ciudadanos aún estudia su postura.

Fuentes del PSOE han anunciado que rechazarán la enmienda popular con texto alternativo a la proposición de ley, tomada en consideración el pasado septiembre con los votos a favor de socialistas, Podemos, Ciudadanos y el PNV y que contó con el rechazo de UPN.

Para la diputada de Podemos, Mar García Puig, la enmienda del PP “rompe una unidad necesaria” ante una ley demandada por la sociedad y que cuenta con gran consenso de colectivos LGTBI y con un amplio apoyo social.

Con su decisión, el PP se va a aislar y esta ley va a salir reforzada“, ha asegurado García Puig, que ha asegurado que Podemos está “totalmente abierto” a aceptar enmiendas que sirvan para mejorarla “sin cambiar su espíritu”.

Ha recordado que la formación morada ha presentado “una autoenmienda a algunos artículos que en su día fueron polémicos por el tema de la libertad de expresión”.

Tras el suicidio la pasada semana de un adolescente transexual en Euskadi, la diputada de Podemos ha destacado la importancia de que la ley proponga una “despatologización total de la transexualidad y reconozca los derechos de estas personas en todos los ámbitos, educativo, sanitario o deportivo”.

Para el presidente de la Federación Estatal de Lesbianas (FELGTB), Jesús Generelo, la enmienda del PP es “una jugada para retrasar y retrasar” la tramitación y la ha calificado de “despropósito” y de “un brindis a su electorado más radical”.

Según Generelo, el texto popular “no recoge ni medidas educativas, ni sanitarias, ni un órgano independiente que pueda controlar las políticas LGTBI del Gobierno”.

“Pasamos de una ley integral, totalmente transversal, que cubre todos los aspectos con 99 artículos y un régimen de sanciones, a una ley totalmente vacía de contenido con unos treinta puntos, que son un brindis al sol, ambiguos y con términos como se podrán promover, se podrán potenciar, es decir, generalidades”, ha denunciado Generelo.

Pero, sobre todo, le preocupa que no recoja “algunos de sus principios inspiradores básicos, como es el interés superior del menor” y reclama que la ley “debe despatologizar la transexualidad y el libre derecho de autodeterminación de las personas por una cuestión de dignidad”.

Generelo también denuncia que el texto alternativo del PP no contemple reclamaciones sobre memoria histórica o sobre los daños causados por la persecución a las personas LGTBI en España.

Y ha expresado su sorpresa por el hecho de que la enmienda del PP no sea un texto legislativo “ni siquiera equiparable a otras propuestas autonómicas que ha aprobado e incluso promovido este partido”, entre las que ha citado la de Extremadura, que, ha dicho, “en su momento era modélica”.

Según la diputada del PP, Marta González, en su texto alternativo han eliminado “toda una serie de cosas que han causado evidente preocupación” en distintos ámbitos sociales, como la creación de una agencia estatal de lucha contra la discriminación.

González considera que la enmienda presentada por su partido es “un texto muy completo, efectivo, importante y que no causa esa controversia” que, a su juicio, generó el texto de Unidos Podemos.

La propuesta de ley recoge, entre otros puntos, que a partir de los 16 años, los menores transexuales y transgénero puedan acceder a la reasignación sexual quirúrgica sin consentimiento paterno o que, desde la pubertad, puedan ser tratados hormonalmente.

También busca que el colectivo sea nombrado y tratado de acuerdo con la identidad de género manifestada, aunque sean menores de edad, o que en los centros educativos puedan exteriorizar su identidad de género. Propone que las personas transexuales y transgénero sean consideradas en toda la legislación laboral como personas en riesgo de exclusión social.