¿Qué veremos en la próxima edición del Mobile World Congress?

Se acerca la próxima edición del Mobile World Congress (MWC), que convertirá de nuevo a Barcelona en la capital mundial de los móviles. En esta edición las principales compañías presentarán innovaciones revolucionarias en sus dispositivos, tales como identificadores personales de desbloqueo, inteligencia artificial y conectividad 5G. Carles Garrigues, experto en tecnología móvil de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC, analiza las novedades más esperadas del congreso.

La cámara será probablemente el principal elemento que los diferentes fabricantes intentarán destacar este año para posicionar sus dispositivos por encima del resto de la competencia. En este sentido, se consolidan tendencias como la doble cámara, «que empezaremos a ver cómo se impone incluso en terminales de gama media», que permitirá generar efectos de desenfoque del fondo, mejorar el zum, pulir las fotos en blanco y negro, etc.

También habrá mejoras en la apertura de la cámara, lo que aumenta la velocidad de enfoque y de captura de imágenes. «El nuevo Samsung S9 tendrá una apertura de 1.5, mayor que la de 1.6 del LG V30», explica Garrigues. Esta mejora en la apertura vendrá acompañada, lógicamente, de otros perfeccionamientos, como el tamaño del sensor, la calidad de las lentes o el procesamiento posterior (para desenfocar, hacer fotografías con tonos más naturales o más saturados, etc.).

Dentro del apartado de procesamiento de fotografías, una tendencia clara que se consolida es el uso de inteligencia artificial, que permitirá reconocer el tipo de imagen para ajustar mejor los parámetros de cada fotografía o mejorar el brillo en condiciones de baja visibilidad, entre otros aspectos. Avances de este tipo ya han sido anunciados en los nuevos terminales de Xiaomi, Samsung, LG o Huawei.

Mejora de los sistemas de desbloqueo

Otro aspecto que marcará tendencia en este MWC y en los siguientes meses serán los sistemas de seguridad para desbloquear el teléfono. «En los últimos terminales de gama alta ya hemos visto que se han consolidado tres alternativas que ahora se van a popularizar», afirma el profesor.

La primera y más clásica es el lector de huellas. «Este dispositivo es bastante rápido y seguro, pero su colocación clásica en la parte frontal del terminal no gusta a los fabricantes porque roba espacio a la pantalla y reduce, por lo tanto, la ratio de tamaño en relación con la pantalla». Por este motivo, los diseñadores optan por otras alternativas, como colocarlo en un lateral (Sony), en la parte posterior del terminal (LG, Moto) o bajo el panel frontal (Vivo). Carles Garrigues considera que esta última opción, que podría parecer óptima, no está exenta de riesgos, porque en esta posición «el lector es más vulnerable a arañazos y obliga a utilizar paneles de cristal, que pueden romperse más fácilmente y que son más caros de reemplazar».

Otra opción que actualmente ya se utiliza en terminales de Samsung es el lector de iris. En este caso, se ha demostrado que su comodidad está por debajo de la del lector de huellas, y también su grado de acierto (a veces no reconoce el iris correctamente).

Finalmente, la tercera opción, que ha popularizado Apple con su iPhone X, es el reconocimiento facial. El uso de este mecanismo para el desbloqueo tiene el reto evidente de evitar que alguien pueda utilizar una fotografía o un vídeo nuestros para desbloquearnos el terminal. Para solucionar esto, el último iPhone ha adoptado un sistema de reconocimiento 3D que utiliza luz infrarroja para construir un modelo de nuestra cara con profundidad. «El sistema funciona bien en la gran mayoría de situaciones, aunque puede dar problemas en condiciones de baja luminosidad, si tenemos la cara parcialmente cubierta o si tenemos un hermano gemelo», explica Garrigues. Otros fabricantes, como OnePlus, también han desarrollado sistemas de reconocimiento facial; en este caso, sin infrarrojos o hardware adicional. Se basan solo en la cámara frontal y han demostrado dar muy buenos resultados. Sin embargo, siguen teniendo los mismos problemas en las situaciones mencionadas anteriormente.

Aunque está claro que la tecnología de reconocimiento facial debe mejorar para constituir una buena alternativa, lo cierto es que el resto de soluciones tampoco ofrecen un sistema sin problemas. «Todos tienen sus inconvenientes», asegura el profesor; por lo tanto, todo apunta a que la apuesta de Apple marcará una nueva tendencia y «veremos más terminales con esta tecnología en el futuro inmediato».

Inteligencia artificial e internet de las cosas

La inteligencia artificial también tendrá un papel destacado en el congreso. Su uso no solo abarca cada vez más la tecnología de los dispositivos móviles sino que también impregna otros ámbitos, como el del análisis de datos o el desarrollo de asistentes virtuales, entre muchos otros.

El futuro internet de las cosas, del que también veremos muchos ejemplos en el MWC (como ponibles o coches autónomos y conectados), «nos lleva a un mundo donde todo está conectado y, por lo tanto, el volumen de datos que se genera necesita nuevos algoritmos que sean capaces de facilitar la comprensión de todo el conjunto», explica Garrigues. Aquí, de nuevo, será clave el papel de la inteligencia artificial.

Conectividad 5G

Otro gran protagonista del MWC será el 5G. El año 2020 es la fecha anunciada para el despliegue oficial de esta tecnología, y todas las grandes operadoras de telecomunicaciones y grandes fabricantes (Intel, Ericsson, Samsung, Huawei, Qualcomm, etc.) están apostando por estar bien posicionados el día que esta tecnología se implante en todas partes.

Recientemente, se aprobó la primera especificación del estándar 5G, que define la arquitectura del sistema, y durante los últimos tiempos se han llevado a cabo multitud de pruebas de concepto para ir haciendo evolucionar esta tecnología. «Los juegos olímpicos de invierno de Corea del Sur han sido un ejemplo reciente de estas pruebas, donde hemos visto autobuses conducidos de forma autónoma, emisión de vídeos en 360 grados o reproducción en directo de las carreras de trineos, entre otros ejemplos».

Aparte de las mejoras en las cámaras o los sistemas de desbloqueo, los móviles del futuro tendrán ciertas características que ya vemos implantadas en muchos dispositivos de gama alta: pantallas 18:9, frontales sin marcos, posibilidad de grabación a cámara lenta o uso de inteligencia artificial. En este último caso, la inteligencia artificial servirá no solo para mejorar las fotografías sino también para reconocer objetos y, a partir de ahí, ofrecer servicios como la asistencia en la compra o la búsqueda por internet.

La necesidad de estandarizar la tecnología 5G y la cantidad de inversión que necesitan las operadoras para afrontar su desarrollo serán temas de debate en esta nueva edición del congreso. La necesidad de inversión para renovar la red móvil es, además, la que ha motivado que la FCC (el ente regulador de las comunicaciones en Estados Unidos) haya cambiado su política respecto a la neutralidad de la red. Esta medida, muy controvertida, también formará parte, sin duda, de los debates que veremos durante estos días de congreso.