Jeremy Corbyn, acusado de ser espía del bloque comunista durante la Guerra Fría

'The Times' informa que el líder laborista habría trabajado como informante para los servicios secretos de Checoslovaquia en la década de los 80

El líder laborista británico, Jeremy Corbyn, fue en la pasada década de los años ochenta blanco del espionaje comunista checoeslovaco, que confiaba en que el político les pudiera pasar información de los servicios secretos de su país, informa este martes ‘The Times’.

Según el periódico, que cita a funcionarios de la policía secreta de Checoslovaquia, el espía Jan Sarkocy, que en los años ochenta figuraba como diplomático de ese país, estaba interesado en Corbyn para que desvelase información de los servicios británicos MI5 (interior) y MI6 (exterior) por su rechazo del capitalismo.

Michal Miklovic, del Instituto Nacional de la Memoria en Eslovaquia, que conserva archivos históricos de la policía secreta StB, dijo a “The Times” que la “principal misión” de Sarkocy en el Reino Unido era obtener información de las agencias de inteligencia.

“Es posible que él asumiera que Jeremy Corbyn, como diputado, pudiera obtener este tipo de información”, dijo Miklovic.

Documentos de los archivos detallan un supuesto contacto de Corbyn con el diplomático checo y agente en Londres en 1986 y 1987.

El líder laborista, agrega ‘The Times’, recuerda haberse reunido con el diplomático para tomar el té en una ocasión pero ha negado afirmaciones de que ambos se vieran en varias ocasiones.

Corbyn, cuyo nombre clave era “Cob”, también ha negado haber facilitado información al entonces régimen comunista y ha rechazado cualquier sugerencia que recibiera dinero por ello.

Sarkocy dijo en un principio que habían pagado a Corbyn pero ayer, según el periódico, pareció sugerir que otros diputados laboristas, cuyos nombres no ha divulgado, recibieron dinero.

“Desde el punto de la seguridad estatal checoslovaca, era lógico centrarse principalmente en políticos izquierdistas de Occidente, especialmente los que eran radicales“, dijo Miklovic.

Además, una funcionaria de la policía secreta, Svetlana Ptacnikova, a cargo del archivo, ha mostrado que esta organización hizo un esfuerzo para impedir que Corbyn pudiera descubrir la verdadera identidad del funcionario con el que se encontraba.

Por entonces, Sarkocy era conocido como Jan Dymic por Corbyn y fue expulsado del Reino Unido en 1989 por un caso de espionaje.

Un portavoz laborista ha señalado que Corbyn no fue agente, ni informante ni colaborador de la inteligencia checoslovaca.