Metro de Madrid confirma la presencia de amianto en algunos vagones de la red

La sustancia ha sido detectada en algunos vagones de las líneas 1, 6 y 9

Metro de Madrid ha confirmado la existencia de amianto en algunos modelos de tren de las líneas 1,6 y 9 que actualmente circulan por la red. Esta sustancia cancerígena, según informa El Mundo, estaría presente en el recubrimiento de algunas piezas localizadas en la parte inferior de los vagones, una zona fuera del alcance de los usuarios de Metro, por lo que no supone ningún peligro para ellos.

Un portavoz de la red ferroviaria ha explicado que sus trabajadores, que sí estarían expuestos por la manipulación de la maquinaria, están siendo formados "para que conozcan esa presencia y sepan cómo actuar".

Los trenes afectados formarían parte de las series 2.000 y 5.000, una de las más antiguas y que se encuentran actualmente en proceso de renovación, aunque desde la dirección de Metro de Madrid no han especificado el número de trenes que contienen esta sustancia retirada en 2003. Lo que sí han retirado, según ampliaba este viernes el diario El Mundo, son cuatro vehículos auxiliares empleados en tareas de mantenimiento por la sospecha de que podían plantear problemas de seguridad.

A pesar de su prohibición, por ser causante de tumores malignos como el cáncer de pulmón, de laringe o de ovario, este material puede permanecer legalmente en instalaciones en las que ya se encontraba previamente si está en buenas condiciones de mantenimiento. A pesar de que su presencia estaría avalada por el reglamento, Metro de Madrid explica que está retirando todo rastro de este material a medida que se realizan obras de renovación.

El departamento de Prevención de Riesgos Laborales de UGT recuerda que los servicios sanitarios ya confirmaron a final del año pasado un caso de cáncer en un trabajador de la red ferroviaria causado por una exposición prolongada al amianto, y que su caso fue catalogado como enfermedad profesional. Por este motivo se han iniciado reconocimientos médicos específicos para la plantilla expuesta a esta sustancia, según explica Teo Piñuelas, secretario general del sindicato.