La Eurocámara ve al rival irlandés de De Guindos mejor candidato para el BCE

Jarro de agua fría a las expectativas de España de regresar al Banco Central Europeo (BCE). La primera prueba del ministro español de Economía, Luis de Guindos, en su carrera como candidato a la Vicepresidencia del BCE, su audiencia a puerta cerrada el miércoles ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, no fue satisfactoria. Los europarlamentarios que examinaron a los dos candidatos consideran que el rival del español, el candidato irlandés Philip Lane, fue "más convincente". Pese a este varapalo, la opinión de la Eurocámara no es vinculante y la decisión será tomada por el Eurogrupo el próximo lunes.

“Ambos candidatos hicieron una buena presentación. La mayoría de grupos políticos consideró el desempeño del gobernador Lane más convincente. Algunos grupos expresaron reservas ante el nombramiento del ministro Guindos”, aseguró este jueves el presidente de la Comisión de Economía de la Eurocámara, Roberto Gualtieri, en un comunicado.

El resultado de esta audiencia, en la que los eurodiputados de la citada comisión interrogaron a los dos candidatos a la Vicepresidencia del BCE, no es vinculante en el proceso aunque “sería un valor añadido al procedimiento”.

En su comunicado de este jueves, la Eurocámara reprocha además que los países no hayan presentado a ninguna mujer para este puesto y volvió a pedir “una representación con mayor equilibrio de género en el BCE”.

El veredicto de la Eurocámara fue transmitido al presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, y al del consejo de ministros de Economía de los Veintiocho (Ecofin), el ministro de Finanzas de Bulgaria, Vladislav Goranov.

Pese a este ‘varapalo’ del Parlamento Europeo, el Gobierno de Mariano Rajoy mantiene sus esperanzas en que Guindos será finalmente el elegido. Tras conocerse la postura de la Eurocámara, el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha defendido que la candidatura de Guindos es “muy buena”, y considera que “en absoluto” supone un revés que desde la Eurocámara hayan visto “más convincente” al candidato irlandés, Philip Lane.

El propio Guindos, en declaraciones al Congreso, se ha mostrado “optimista” respecto a su candidatura y ha afirmado que España tendrá los apoyos “suficientes” para conseguir el puesto. La candidatura española tiene los avales de Alemania y Holanda, prácticamente cerrado el apoyo de Francia y le defienden incluso ministros socialistas como los de Eslovaquia, Portugal y Malta.

Las próximas citas de la candidatura

En todo caso, el papel de la Eurocámara en la elección es solo consultivo, ya que el nombramiento del candidato lo hará el Eurogrupo el próximo lunes para lo que se necesita al menos el apoyo de 14 países de la eurozona. Un día después, el Consejo de Ministros de Economía de toda la UE hará la designación formal.

La siguiente cita es el 26 de febrero cuando el candidato designado celebrará una nueva audiencia, esta vez pública, de nuevo ante el Parlamento Europeo, que tendrá que emitir un informe que será votado en pleno. Además, el consejo de Gobierno del BCE dará también su opinión, aunque ninguno de los dos veredictos es vinculante.

Finalmente, el nombramiento será llevado a la cumbre de líderes de los Veintiocho del 22 y 23 de marzo, dónde tendrán que dar el visto bueno definitivo.

Los avales presentados por Guindos

Durante su comparecencia el miércoles en la Eurocámara, De Guindos esgrimió como aval para ir a Fráncfort la mejora de la economía española lograda durante su mandato. “Creo que puedo aportar fundamentalmente seis años de experiencia, lógicamente en momentos muy difíciles, un saneamiento sin precedentes de un sistema bancario y lógicamente mi apoyo incondicional al mandato que tiene el Banco Central Europeo”, dijo el ministro español.

A continuación, detalló las medidas “no siempre fáciles” que ha tomado en los últimos seis años y cómo estas ha contribuido, a su jucio, a la mejora de la economía española con respecto a 2011, cuando llegó al frente del Ministerio de Economía. “España crece por encima del 3 %, tiene un sistema financiero saneado, la prima de riesgo en torno a 70 puntos básicos, hay superávit de cuenta corriente y no tenemos burbuja inmobiliaria ni de crédito”, resumió el ministro, quien dijo que esto debe “permitir que España recupere su presencia en las instituciones europeas”.

Además, Guindos  recordó su experiencia en la Unión Europea, dónde es el miembro más veterano del Eurogrupo, donde ha participado en el diseño de la unión bancaria o gestionado el rescate a la banca española.

Ante las críticas a su candidatura por suponer el paso de un ministro al comité ejecutivo del BCE, Guindos aseguró que defenderá la independencia del BCE y explicó que “haber formado parte de un Gobierno (…) no supone menoscabo alguno de la defensa de la independencia de las autoridades monetarias”.

Antes de comparecer ante la comisión de la Eurocámara, varios eurodiputados españoles de los grupos socialista y de los Verdes en el Parlamento Europeo volvieron a cargar contra el Gobierno de Rajoy por no haber consensuado en el Congreso la candidatura del ministro.

La falta de apoyo de PSOE, C´s y Podemos a las aspiraciones de Guindos ha hecho estallar este jueves al portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, quien ha tildado su actitud de “¡Vergüenza Europea!” al preferir “a un irlandés del PP antes y contra un español del PP”. En un encendido tuit Hernando recuerda a las tres formaciones que “Irlanda ha sido considerado el paraíso fiscal de las multinacionales”, y avanza que Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera deben dar explicaciones por esta posición.