Indignación en la Iglesia por el polémico pregón del Carnaval de Santiago

El pregonero, el dramaturgo Carlos Santiago, hizo alusiones a "los huevos" del Apóstol Santiago e hizo insinuaciones sobre felaciones de la Virgen del Pilar al santo

El arzobispo de Santiago, Julián Barrio, y el cabildo de la Catedral han manifestado su “pena” por el “deplorable” hecho ocurrido durante el reciente pregón de las fiestas de Carnaval en la capital gallega.

En ese pregón, el dramaturgo Carlos Santiago, representando un monólogo que ha interpretado en numerosas ocasiones, hizo alusiones a “los huevos” del Apóstol Santiago e hizo insinuaciones sobre felaciones de la Virgen del Pilar al santo.

En un comunicado, el arzobispo y el cabildo consideran que “no es de recibo que se pueda despreciar gravemente” la figura del Apóstol que da nombre y hace presente a la ciudad en el mundo entero.

Santiago y la Virgen del Pilar están vinculados a la memoria y a la vida de esta ciudad y a todos los Caminos que conducen al sepulcro del Apóstol. Sin ellos no seríamos lo que somos en los distintos ámbitos de la sociedad, la cultura y la espiritualidad”, destaca el arzobispo en el comunicado.

Destaca, asimismo, que la Iglesia Compostelana “ha sido y quiere seguir siendo un espacio de encuentro, diálogo y acogida con todos aquellos que desean construir un mundo más justo y fraterno” por lo que ante un hecho que “rompe irrespetuosamente” con estas cuestiones el arzobispo y el cabildo convocan “un acto de desagravio” al apóstol y a la virgen.

El acto consistirá en una oración el próximo sábado 17 de febrero por la tarde en la Catedral e invitan a todo el mundo a participar.

“No estoy dispuesto a una caza de brujas”

En una entrevista este miércoles en Onda Cero, el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, ha enmarcado la polémica en un contexto de humor y de libertad de expresión dentro del carnaval.

“No estoy dispuesto a practicar una caza de brujas, a hacer de inquisición”, ha indicado el alcalde, que ha dicho que el pregonero es un dramaturgo prestigioso que ha hecho una intervención humorística que, comprende, “puede que no a todo el mundo le guste” e incluso “puede molestar en algún momento”.

Ha asegurado que él como alcalde también recibe críticas “de forma descontextualizada” durante el carnaval y no les presta atención, por lo que ha considerado que hay quien pretende llevar este debate a términos “regresivos” sobre la libertad de expresión.

“Los límites de lo políticamente correcto cercenan la expresión artística, así de claro. No voy a ser yo el que crucifique a Carlos Santiago”, ha concluido.

La polémica ha llegado también a Zaragoza, donde el concejal del PP Pedro Navarro ha exigido al alcalde de la ciudad, Pedro Santisteve, que llame a “su amigo”, el regidor de Santiago de Compostela, Martiño Noriega, para que pida disculpas por las burlas hacia la Virgen del Pilar en el pregón del carnaval de esta ciudad.

El Arzobispado de Zaragoza, por su parte, ha mostrado su “profunda repulsa y condena” ante las palabras pronunciadas por el pregonero del carnaval de Santiago y ha advertido de que la libertad de expresión “no ampara ofensas e injurias”.