El líder del Estado Islámico Al Bagdadi sigue vivo y está en Irak

El terrorista "está herido, padece diabetes y fracturas en el cuerpo" y "no puede caminar sin ayuda", según informa la Inteligencia iraquí

Un alto funcionario del ministerio iraquí de Interior ha afirmado que el líder del grupo yihadista Estado Islámico (EI), Abu Bakr al Bagdadi, está vivo y está siendo tratado en un hospital de campaña en el noreste de Siria, tras resultar herido en un bombardeo.

Tenemos informaciones incuestionables y documentos en el seno de la organización terrorista según los cuales al Bagdadi sigue vivo y se esconde en Yazire”, declaró el director general de Inteligencia y Contraterrorismo, Abu Ali al Basri, citado este lunes por el diario gubernamental ‘As Sabah’.

El Estado Islámico sigue aún presente en esa región del noreste de Siria, una gran planicie desértica cerca de la frontera con Irak.

Según el responsable iraquí, el líder yihadista “está herido, padece diabetes y fracturas en el cuerpo y las piernas que le impiden caminar sin ayuda”. Estas heridas “habrían sido provocadas por bombardeos aéreos contra feudos del EI en Irak”, según informa este fuente.

El 16 de junio, Rusia dijo que probablemente habría matado a Al Bagdadi en un bombardeo de su aviación cerca de Raqa, en Siria, aunque afirmó seguir investigando si estaba realmente muerto.

Meses después , el 1 de septiembre, un alto responsable estadounidense dijo que el jefe del grupo terrorista seguía vivo y que se escondía posiblemente en el valle del Éufrates, en el este de Siria.