La Policía israelí recomendará a la Fiscalía imputar a Netanyahu

La Policía de Israel recomendará que se impute al primer ministro, Benjamin Netanyahu, por la supuesta aceptación de sobornos en dos casos de presunta corrupción, a pesar de que el jefe de Gobierno ha negado en reiteradas ocasiones que haya cometido irregularidad alguna.

La Policía ha concluido que existen indicios suficientes para proceder a la imputación en el ‘Caso 1000’, en el que se analiza la presunta entrega de regalos a Netanyahu por parte de dos productores cinematográficos, y en el ‘Caso 2000’, relativo a una conspiración con el dueño del diario ‘Yedioth Aharonoth’ para obtener una cobertura favorable, según el periódico ‘Haaretz’.

“No habrá nada, porque no hay nada”, ha llegado a decir Netanyahu, que ha sido interrogado en varias ocasiones en el marco de unas pesquisas que se han desarrollado en estricto secreto y de las que apenas han trascendido unos pocos detalles en los medios de comunicación israelí.

El primer ministro israelí ha cuestionado también la labor de la cúpula de la Policía por su supuesta parcialidad, si bien la decisión final de la imputación corresponde en cualquier caso al fiscal general, Avichai Mandelblit.