Ignacio González, imputado en ‘Púnica’ por la financiación irregular del PP de Madrid

El  expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, que fue secretario general del Partido Popular madrileño entre los años 2011 y 2016 ha sido imputado en la trama del ‘caso Púnica’ después de que el juez que instruye el procedimiento le haya citado para que se persone con un abogado en la pieza que se investiga en esta causa sobre la financiación irregular del partido en su sede autonómica.

Así lo ha notificado al propio González el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón con una providencia notificada este martes, 24 horas después de que Francisco Granados le señalara como una de los máximos responsables en controlar la ‘caja B’ del PP.

La declaración del lunes de Granados

El lunes Granados acudió a la Audiencia Nacional sin un solo papel o documento que pudiera servir para corroborar sus afirmaciones. Al abandonar el tribunal, se defendió explicando que él no tenía por costumbre llevarse documentación de los despachos que ha ocupado -“yo me voy con lo puesto”- pero que todo lo que ha dicho es cierto y que se puede corroborar cruzando determinadas facturas. Se refería así a los pagos de las campañas publicitarias del PP madrileño en época de elecciones que hacían grandes empresas públicas a las empresas encargadas de su realización. Esa sería básicamente la estructura en la que se asentaba la financiación irregular del partido y el ‘dopaje’ con el que concurría a los comicios de 2007.

Granados, no obstante, insistió el lunes en una breve declaración a los periodistas que le esperaban a la puerta de la Audiencia Nacional que él no acusa a nadie y que, simplemente, se limitaba a señalar a quienes desempeñaban las máximas responsabilidades en el PP madrileño en la etapa que se investiga. Pero como al mismo tiempo describía una trama de financiación paralela o caja B, eso es tanto como responsabilizar a los señalados de las actividades irregulares. “Yo soy consciente de que ha habido una campaña paralela de refuerzo a la campaña de Esperanza Aguirre”, dijo textualmente ante los medios.

Cifuentes no respalda a Aguirre

Ayer, al ser cuestionada sobre este asunto, Cristina Cifuentes, evitó mostrar su respaldo a la gestión que realizó Esperanza Aguirre como presidenta del PP de Madrid porque “en estos momentos está todo en entredicho” y, además, hay una investigación judicial.

Al ser preguntada en una entrevista en Cadena Cope por si “pone la mano en el fuego” por los expresidentes Esperanza Aguirre e Ignacio González, a quienes el exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados ha involucrado ante el juez de la trama Púnica en la supuesta financiación ilegal del partido, como a ella,la dirigente madrileña ha señalado que esa frase le suena a “una cosa medieval”.

Para ella, Aguirre hizo cosas “políticamente hablando muy buenas y muy positivas para Madrid”. Pero, en lo referido a la gestión del partido no puede opinarporque “en estos momentos está todo en entredicho y hay una investigación judicial”.

“Sinceramente no lo sé, no sé si como dicen hubo financiación más allá de lo que establece la legalidad y como no lo sé yo lo que espero es que en este asunto, como en cualquier otro, es la Justicia llegue hasta el final y determine lo que tenga que determinar”, ha concluido.