Localizadas las dos ‘cajas negras’ del avión siniestrado este domingo en Moscú

Las 71 personas que viajaban a bordo de la aeronave fallecieron en el siniestro

Los equipos de emergencia han logrado recuperar las dos ‘cajas negras’ del avión Antonov de la compañía Saratov Airlines que se estrelló el domingo tras despegar de Moscú causando la muerte de las 71 personas que viajaban a bordo de la aeronave, según ha informado la agencia de noticias rusa Sputnik. “Hallamos la segunda caja negra, su estado es satisfactorio”, ha declarado a la agencia de noticias rusa un responsable de los equipos de emergencia. El personal desplegado en el lugar del siniestro del avión, un Antonov 148 (An-148), encontró horas antes la primera ‘caja negra’, que contiene los datos de vuelo.

Los restos del avión han quedado desperdigados por una zona de un kilómetro de radio, según el Ministerio de Emergencias de Rusia. “Los fragmentos del fuselaje y la caja negra del An-148 fueron hallados en un radio de más de un kilómetro”, ha señalado.

La aeronave se ha estrellado a unos 200 metros al norte del municipio Stepanovskoye, en el distrito Ramenski, situado al sur de Moscú.

El primer subdirector del Centro de Crisis del Ministerio de Emergencias de Rusia, Igor Kutrovski, ha informado en una reunión de su personal que “la superficie en la que se esparcieron los restos de la aeronave supera las 30 hectáreas”.

El domingo, un avión An-148 de Saratov Airlines que operaba el vuelo 6W703 de Moscú a Orsk, en la provincia de Oremburgo, despegó del aeropuerto de Domodedovo a las 14.21 horas y se estrelló pocos minutos después tras desaparecer de las pantallas de los radares. Las 71 personas que viajaban a bordo de la aeronave fallecieron en el siniestro.

Este lunes, las autoridades sanitarias de Rusia han decidido ampliar a siete días la búsqueda de los restos mortales de las personas que iban el avión accidentado. “Los restos de las víctimas mortales se recogerán en unos siete días”, ha dicho la ministra de Sanidad, Veronika Skvortsova.

Skvortsova ha contado que los restos serán trasladados a la morgue de Moscú. “Se llevará a cabo el reconocimiento de los cadáveres y las pruebas de ADN”, ha indicado.