Congreso y Senado evitan imponer un método de renovación de RTVE

Las Mesas del Congreso y del Senado han pedido hoy a los grupos parlamentarios que se pongan de acuerdo sobre cómo aplicar la reforma de la ley de cargos de RTVE para nombrar al futuro presidente y Consejo de Administración de la corporación pública.

Ambas Mesas han mantenido este lunes una reunión conjunta con el objetivo de desbloquear la aplicación de esa ley, aprobada por unanimidad en septiembre y atascada en el Parlamento después de que los grupos políticos fueran incapaces de desarrollar su reglamento para un concurso público.

Como la redacción de la nueva ley planteaba dudas de cómo aplicarla sin el concurso público y ante la manifiesta falta de acuerdo de los grupos, la decisión finalmente recayó en las Mesas.

La pasada semana, los letrados de las Cortes aconsejaban en un informe que la cúpula directiva de la corporación pública se eligiera con el procedimiento de la antigua ley impulsada por el PP, es decir, por mayoría absoluta, a pesar de que esta norma fue reformada en 2017 para acabar con ese sistema.

Sin embargo, las Mesas de Congreso y Senado tampoco han logrado posicionarse, por lo que han vuelto a pedir a los grupos parlamentarios que sean ellos quienes acuerden el método.

El próximo jueves, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, se reunirá con los portavoces parlamentarios para tratar este y otros asuntos. Ya a la salida de la reunión, Pastor ha pedido a los partidos que alcancen un “consenso”.

Mientras el PP decanta por volver al procedimiento de la ley anterior, el PSOE pide la fórmula del acuerdo político por 2/3 contemplada en la reforma -más la cláusula de desbloqueo por mayoría absoluta con el acuerdo de la mitad de los grupos de las Cámaras- para una “renovación inmediata” de RTVE.

La portavoz socialista, Margarita Robles, ha responsabilizado al PP y a Cs de bloquear con “maniobras” parlamentarias la renovación en RTVE.

Robles ha reprochado directamente al PP que paralice la renovación con el objetivo de que se mantenga el actual Consejo “que se caracteriza por la manipulación informativa”.

Por su parte, Unidos Podemos opta por una solución intermedia y transitoria: poner en marcha la renovación también por 2/3 y, de forma paralela, desarrollar el reglamento de concurso público en seis meses en una subcomisión parlamentaria para los futuros nombramientos.

“Dada la situación, hay que responder a la urgencia de echar a José Antonio Sánchez y a la cúpula de RTVE a través de un acuerdo entre los grupos, pero el desarrollo del concurso público se tiene que seguir dando”, ha indicado la diputada de Unidos Podemos, Noelia Vera.

Ciudadanos insiste en la necesidad de desarrollar el concurso público porque considera que, de no hacerlo, se estaría incurriendo en un “fraude de ley”, según ha dicho el diputado Guillermo Díaz.

Díaz ha indicado que apoyan la propuesta de la subcomisión presentada por Unidos Podemos, pero no el nombramiento de una cúpula transitoria.

La nueva ley reformada fija que las Cortes debían poner en marcha un sistema de concurso público y después aprobar los nombramientos con un apoyo de 2/3 del Parlamento en primera votación o, en una segunda, con mayoría absoluta y apoyo de la mitad de los grupos parlamentarios.

La norma establecía un plazo de tres meses para la aprobación de ese concurso: la fecha límite era el pasado 31 de diciembre, pero los letrados permitieron que se extendiera ese plazo. Sin embargo, los grupos no lograron ponerse de acuerdo para fijar el reglamento.

La Ley estipula que, de no prosperar el concurso, los grupos elegirán a los máximos responsables de la radiotelevisión pública “con arreglo al procedimiento vigente”, es decir, sin el requerimiento del concurso y exclusivamente mediante acuerdo político.

Ese “con arreglo al procedimiento vigente” ha sido la expresión que ha dado pie a distintas interpretaciones de la aplicación de la ley.

Una vez los grupos parlamentarios alcancen un acuerdo sobre cómo poner en marcha la renovación de la cúpula directiva de RTVE, tendrán que trasladarle la solución a las Mesas de las Cortes para que apruebe su ejecución.