El PSOE apoya el recurso del Gobierno después de que Rajoy lo consultara con Sánchez

El PSOE apoya la decisión del Gobierno de impugnar ante el Tribunal Constitucional la candidatura de Carles Puigdemont a la presidencia de la Generalitat de Cataluña, medida anunciada este jueves por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, habían hablado previamente de la posibilidad de emprender las medidas anunciadas que el Partido Socialista "apoya", según fuentes de la dirección socialista.

Rajoy y Sánchez mantienen un contacto fluido desde el mes de septiembre en relación con la crisis independentista en Cataluña, que se concretó en el apoyo de los socialistas a la aplicación, por vez primera en democracia, del artículo 155 de la Constitución para cesar al Gobierno de Puigdemont y convocar las elecciones autonómicas. Esa comunicación permanente se mantiene a día de hoy.

El jefe del Ejecutivo ha pedido en la mañana de este jueves informe al Consejo de Estado, como es preceptivo, para poder presentar el recurso este mismo viernes si ese informe es a favor, ha informado la vicepresidenta del Gobierno.

En el Parlament de Cataluña, mientras tanto, la portavoz del PSC, Eva Granados, ha destacado que su grupo avala la decisión del Gobierno y que aplaude “cualquier iniciativa que tenga por objetivo iniciar una legislatura con normalidad”, como lo es, a su juicio, que el Ejecutivo central haya comenzado los trámites para la impugnación.

Los socialistas catalanes estarán muy atentos a las indicaciones del Consejo de Estado y del TC y exigirán al presidente del Parlament que suspenda la sesión de investidura si Puigdemont no está en el pleno. Granados ha explicado que los socialistas también hubieran acudido ya al TC si no fuera porque Puigdemont ha retirado su petición de voto delegado: al pedirla evidenciaba que no iba a estar en el pleno, pero al retirarla deja la puerta abierta a acudir.

Los socialistas esperarán al día del pleno y, si ven que Puigdemont no está, exigirán que se paralice de inmediato: “Hay que dejar atrás la etapa de las astucias, del tomar decisiones en el último minuto y de saltarse el reglamento. Queremos una legislatura normal”.