Rajoy no llama a Rivera pero Ciudadanos también aplaude la impugnación

La diputada de Ciudadanos en el Parlament Lorena Roldán ha declarado que su partido apoya la decisión del Gobierno central de impugnar ante el Tribunal Constitucional (TC) la investidura de Carles Puigdemont (JxCat) como presidente de la Generalitat. Según ha dicho en rueda de prensa, entienden que el Ejecutivo debe garantizar que el Parlament funcione de manera "normal", y considera que de momento no es así.

Aunque Ciudadanos apoya la iniciativa, parece que no ha habido una consulta previa de Mariano Rajoy a Albert Rivera. Esa consulta sí se ha producido en el caso del PSOE y del PP catalán, pero no ha habido llamada al líder del partido naranja. El PP y Ciudadanos no atraviesan un buen momento en sus relaciones, especialmente desde que los de Rivera se han negado a respaldar los presupuesto mientras se mantenga a la senadora Pilar Barreiro, involucrada en un caso se corrupción, al mismo tiempo que avanzan en las encuestas disputándole al PP el espacio de centro derecha.

“Entendemos que el Gobierno de España tiene que garantizar que el Parlament funcione con normalidad, sin pasar por encima de los informes de los letrados”, ha añadido Lorena Roldán y ha detallado que “no es normal proponer a un candidato imputado por cinco delitos, huido de la justicia y que no tiene un proyecto para todos los catalanes ni reúne los requisitos necesarios para ser el presidente de todos los catalanes”.

“No podemos estar pendientes 7,5 millones de catalanes de las ocurrencias de Puigdemont. Y estamos de acuerdo con la decisión del Gobierno español anunciada hoy”, ha afirmado la diputada y ha añadido: “Lo que queremos es que empice la legislatura de una vez por toda, porque este Parlament lleva cerrado desde el mes de julio”.

También ha asegurado que la reunión de este jueves entre el presidente del Parlament y los grupos ha ratificado que “el tono de Torrent es el mismo que el de Forcadell” y que esta legislatura comienza igual que la anterior. C’s reprocha al presidente Roger Torrent que una de sus primeras decisiones fuera “visitar a un fugitivo” en Bruselas, y que no atendiese a la petición del grupo de reconsiderar a Carles Puigdemont (JxCat) como candidato a la Generalitat. “La reunión con Torrent  ha sido atípica. No sabemos ni fecha, ni hora ni cómo se va a desarrollar la investidura”, ha dicho.