De la Serna también señala a la concesionaria del colapso de la AP-6

Fomento confirma la apertura de dos expedientes "graves" y de "máxima infracción" y reclamará los costes de la intervención y más inversión.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha culpado, al igual que lo ha hecho el ministro del Interior, a la empresa concesionaria de la AP-6, Iberpistas, del colapso registrado en dicha vía durante la noche del 6 al 7 de enero, como consecuencia del temporal de nieve.

De la Serna ha denunciado que la concesionaria facilitó información “incompleta e insuficiente” a su departamento durante los hechos, lo que, a su juicio, era “decisivo” para resolver las incidencias registradas.

Durante su intervención en la Comisión de Fomento del Congreso, el ministro ha puesto varios ejemplos de lo que ha calificado como “una deficiente información” por parte de Iberpistas a su departamento.

En su relato de los hechos, De la Serna ha destacado la falta de comunicación a Fomento por parte de Iberpistas en varias ocasiones, como el primer corte que realiza de la autopista, en torno a las 17.25 horas del sábado o de la presencia de un vehículo pesado en uno de los ramales, evitando así que este pueda utilizarse como vía de evacuación. “De esto tampoco nos informan”, ha señalado.

A su juicio, las “únicas” incidencias transmitidas a su departamento fueron “que había dos vehículos atravesados en el punto kilométrico 80 en sentido Madrid y algún vehículo parado”, así como que se estaba limpiando la calzada para volver a abrir la autopista. Esta reapertura “anticipada”, según indica De la Serna, añadió más tráfico a los tramos conflictivos, lo que a su juicio constituyó “uno de los motivos fundamentales que produce el colapso”.

“Las 20.34 horas es el primer momento en que Fomento tiene conocimiento de que hay vehículos bloqueados”, ha insistido el ministro, al tiempo que ha añadido que estas comunicaciones se realizaron desde Protección Civil y no desde la concesionaria.

Del mismo modo, ha denunciado que existen “contradicciones” entre la información facilitada en el momento de la crisis, la misma noche del 6 de enero, y la que se incluye en los informes solicitados a la concesionaria, relativos al expediente informativo que le fue abierto por parte de Fomento tras los episodios de nevadas.

Dice De la Serna que Iberpistas indica en estos textos que cerró el tráfico a todos los vehículos en la AP-6 a las 17.10 horas, mientras que este hecho no queda registrado en la web de viabilidad invernal de Fomento hasta 15 minutos después. “No habiendo comunicado nada al respecto en una llamada que mantiene un minuto antes el director de explotación de la concesionaria con el subdirector de conservación de la DGT”, ha asegurado.

Dos expedientes sancionadores a Iberpistas

Así, De la Serna ha confirmado la apertura de dos expedientes “graves” y de “máxima infracción” a Iberpistas: uno sancionador por las actuaciones durante la gestión de la crisis, y otro de penalización por incumplimiento de contrato, tal y como ya adelantó este lunes el director general de Tráfico, Gregorio Serrano.

“Les puedo transmitir que en el día de hoy se ha procedido a incoar los dos expedientes sancionadores, una vez cerrado el expediente informativo”, ha declarado el ministro, que apunta que ambos se han tramitado este mismo miércoles y, por tanto, es ahora cuando comienza el proceso de alegaciones por parte de la concesionaria.

Además, ha confirmado que se procederá, de manera adicional, a solicitar los costes en los que haya incurrido la Administración durante este episodio, así como la ejecución de inversiones por parte de las sociedades concesionarias, al demostrarse, en palabras del titular de Fomento, que las infraestructuras eran “insuficientes” y, por tanto, “agravaban la situación”. En este sentido, ha avanzado que ya se ha iniciado una cuantificación de los gastos.

Tal y como ha manifestado, el 9 de enero se mandó a la concesionaria un requerimiento para que informara sobre el número de reclamaciones recibidas por el episodio de la AP-6. Según datos de Fomento, las quejas ascienden a más de 172.

RELACIONADO