Maragall abre el pleno reivindicando el 1-O y acusando al Gobierno de ‘humillar’ a Cataluña

El presidente de la Mesa de Edad del Parlament, Ernest Maragall (ERC), ha abierto este miércoles el pleno de constitución de la cámara reivindicado el referéndum del 1 de octubre y su resultado, y ha acusado al Gobierno central de "humillar y castigar" a Cataluña. La Mesa de Edad que preside es un órgano provisional hasta el nombramiento de la Mesa de una legislatura, y Maragall la encabeza por ser el diputado más mayor (75 años): junto a él, la forman los diputados más jóvenes, que son Rut Ribas (27 años) y Gerard Gómez del Moral (28 años).

Maragall ha dado por iniciado el pleno de constitución del Parlament dando los buenos días a los asistentes y lamentando la ausencia de los diputados electos que están en prisión o en el exilio -ha dicho-, entre los que están los miembros del último Govern así como el expresidente de la ANC Jordi Sànchez, y el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart.

Antes de dar paso a las votaciones para elegir al presidente del Parlament y al resto de miembros de la nueva Mesa, el diputado de ERC ha querido tomar la palabra y pronunciar un discurso, no en tono protocolario sino con una intensa carga política, para arremeter contra un Estado que “sólo sabe humillar y castigar”. En la pasada legislatura ya se produjo, de todas formas, un discurso con elevado tono político por parte del presidente de la Mesa de Edad, que en aquella ocasión era el diputado de la CUP Julià de Jodar.

Acompañado del resto de miembros de la Mesa de Edad del nuevo Parlament, que son los también diputados de ERC Gerard Gómez del Moral y Rut Ribas como parlamentarios más jóvenes, Ernest Maragall ha saludado hoy a los expresidentes del Parlament que estaban en la tribuna de invitados y “a los que no están”, que son “el presidente de la Generalitat y los miembros del Govern, porque algunos están encarcelados y otros en el exilio”.

“Habrá días en esta cámara que tendremos que actuar con el máximo sentido de responsabilidad en representación de los catalanes”, ha indicado Maragall antes de explicar que sentía “una acumulación de indignación por las agresiones que vivimos cada día, pero también de esperanza porque tengo la convicción de que el pueblo de Cataluña no renuncia a su derecho a construir un país mejor y más justo”.

El presidente de la Mesa de Edad ha preconizado una “Mesa de diálogo” entre los representantes del Parlament o del nuevo Govern y del Estado “para respetar la voluntad mayoritaria de los catalanes” y encarar el futuro en un ambiente de “normalidad”. Maragall ha lamentado que “es la primera vez que el debate constitutivo se constituye con la bancada del Govern vacía” puesto que cuando se restableció el Parlament tras la dictadura “había el presidente Tarradellas para dar continuidad a la institución”.

“Cuando se hizo el actual Estatut se intentó conseguir un marco legal estable no sujeto al mercadeo de competencias -ha recordado- pero esta voluntad fue rechazada, ya que el Estado español parece que no quiere saber nada de reconciliación y de soberanías compartidas”. “El Estado español no sabe ganar, sólo sabe humillar y derrotar”, ha afirmado Maragall antes de apuntar que “el referéndum del 1 de octubre fue la confirmación de que se ha iniciado un período en que la ciudadanía se hizo dueña de su destino, algo que el TC no podrá borrar de nuestra memoria colectiva”.

Según el presidente de la Mesa de Edad, “el voto de 21D es la confirmación del 1 de octubre, y es un buen mapa de la sociedad catalana de hoy, diversa y compleja”, y en este punto ha proclamado que “no abandonaremos la vía democrática y asumiremos el reto de representar a la soberanía del pueblo de Cataluña”. Maragall ha apuntado que “hará falta resistencia e inteligencia para lograr la libertad de los presos y el regreso de los exiliados”.

RELACIONADO