Forcadell reconoce que la proclamación de independencia era una declaración “política” que había que asumir

Forcadell reconoce que no ha sido feliz como presidenta del Parlament y asume que su presidencia era para un momento excepcional y que reconoció el 155 para proteger a los demás compañeros de la Cámara

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha reconocido este domingo que era consciente de que la proclamación de la independencia de Cataluña del 27 de octubre era “una declaración política”.

En una entrevista del diario ‘Ara’, ha asegurado que fue “sencillamente” una declaración política que después se tenía que aplicar, algo que cree que era responsabilidad del Govern.

Forcadell, que ha evitado contestar a varias preguntas por su situación judicial, ha explicado que acató el 155 y la disolución del Parlament para “evitar complicaciones a los trabajadores” de la Cámara.

“Debes ser realista y creía que uno de mis deberes era evitar complicaciones a los trabajadores del Parlament. Por eso fui a trabajar el lunes a las 8.00 de la mañana y acaté el 155″, ha añadido.

También ha afirmado que decidió no repetir como presidenta del Parlament cuando se acabó la legislatura porque creía que “ya había cumplido un ciclo, que la presidencia era para un momento excepcional”, y que ahora quiere seguir de diputada.

Forcadell ha admitido que no ha sido feliz como presidenta del Parlament, ya que “siempre ha habido muchos problemas”, y que ha cometido errores, pero que ha defendido que en la Cámara se debe poder hablar de todo.