El actor Mark Wahlberg reacciona contra la brecha salarial y dona 1,5 millones de dólares

El actor Mark Wahlberg ha anunciado que donará los 1,5 millones de dólares que cobró por rodar nuevas escenas de su última película, 'All the Money in the World', dirigida por Ridley Scott, al fondo de defensa legal para las víctimas de acoso sexual 'Time is Up'. Wahlberg había sido protagonista en los últimos días de una polémica por la diferencia salarial entre él y su compañera de reparto en la cinta, Michelle Williams, que cobró menos de 1.000 dólares por acudir los mismos días de rodaje que él.

Se da la circunstancia de que ambos actores están representados por la misma agencia, William Morris Endeavor, a la que también se ha puesto en cuestión estos días por no defender los intereses de su clientes femeninas. Por ello, la agencia se ha comprometido a donar otros 500.000 dólares al fondo.

“Apoyo al 100 por cien la lucha por un salario justo y voy a donar los 1,5 millones de dólares al fondo de defensa legal ‘Time is Up’ en nombre de Michelle Williams”, dijo el artista en un comunicado. “Es un día que no olvidaré”, señaló, por su parte, Williams, quien en su comunicado quiso recordar la figura de Anthony Rapp, el hombre que denunció los acosos sexuales de Kevin Spacey.

Wahlberg y Williams decidieron rodar esas nuevas escenas junto a Christopher Plummer, que fue requerido para reemplazar todo el trabajo en ‘All the Money in the World’ de Spacey, cuya reputación se ha hundido en el abismo tras desvelarse numerosos casos de agresión sexual en su contra.

“La conversación que ha surgido al respecto es un recordatorio para aquellos que estamos en una posición de influencia de que tenemos una responsabilidad para hacer frente a las desigualdades, incluidas las diferencias salariales por género”, indicó la agencia WME.

El fondo de defensa legal ‘Time’s Up’ (“Se acabó el tiempo”) suma más de 15 millones de dólares en donaciones y busca ayudar a mujeres con salarios bajos a protegerse de las consecuencias que puede tener denunciar los abusos sexuales.