Iglesias dice que las soluciones de futuro pasan por reconocer que Cataluña también es plurinacional

GRAF1067. MADRID, 13/01/2018.- El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, acompañado por el secretario de Organización del partido, Pablo Echenique (i), la secretaria de Acción en el Congreso y Portavoz, Irene Montero, y el secretario de Comunicación y Tecnologías de la información, Juan Manuel del Olmo (d), durante el Consejo Ciudadano de la formación morada que se reúne esta mañana para fijar objetivos de cara al curso político. EFE/ J.J.Guillen

Aunque no fue una autocrítica de fondo, Pablo Iglesias no ocultó este sábado a los miembros del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos que han cometido algunos errores en Cataluña, en el trato con los medios de comunicación y en la relación con el PSOE de Pedro Sánchez. No obstante, dejó bien sentado que él sigue dispuesto a dejarse la piel y sólo abandonará el liderazgo cuando se lo pidan. De momento, destacó, su trabajo es ahora consolidar posiciones y sacar buenos resultados en las elecciones autonómicas y municipales de 2019 para ganar las generales de 2020.

Tras explicar que no ha estado desaparecido ante la opinión pública, como le han reprochado (“desaparecido, no, sino trabajando mucho aunque no hiciera ruedas de prensa”, precisó), el líder de Podemos se refirió a la situación que ha vivido su partido y se refirió a dos asuntos que consideró decisivos, el catalán y la relación con el PSOE.

Sobre la situación catalana, tras reconocer los malos resultados electorales, Iglesias dijo que tiene “la impresión de que la estrategia procesista se ha agotado en Cataluña”. En velada autocrítica por el hecho de haber estado más pendientes de los independentistas y de las soluciones sobre el papel que sobre las necesidades populares, Iglesias explicó que “el papel que nos han dado los catalanes es modesto y hay que asumirlo como tal”. Pero, añadió, “creo que está bien que recordemos lo que significa la plurinacionalidad porque cuando hemos dicho que España es plurinacional estábamos diciendo también que Cataluña es plurinacional”.

En ese punto matizó que “en las últimas elecciones ha aparecido también la nación española en Cataluña”. “Debemos tener en cuenta lo que significa eso. Porque eso es fundamental para tejer en el futuro soluciones de fraternidad, soluciones democráticas que permitan que el conjunto del pueblo catalán decida su futuro asumiendo que Cataluña también es plurinacional”, añadió.

“Sánchez ha envejecido muy pronto”

Tras matizar que se ha producido un giro derechista en España que, a su juicio, supone un nuevo intento de orden monárquico, y vincular ese hecho a sus malas relaciones con el PSOE, Iglesias explicó: “Tenemos que asumir algo que es durísimo y que sin embargo es así; y es que se ha estrechado la posibilidad de entendimiento entre Unidos Podemos y el PSOE de Pedro Sánchez. Nos hemos hecho escépticos. Se ha constatado que el PSOE no quiere hacer una moción de censura, no quiere echar a Mariano Rajoy”.

“Nosotros seguimos dispuestos pero el PSOE no quiere. Y no podemos esperar a un PSOE que por desgracia está haciendo lo mismo que habría hecho Susana Díaz”, detalló. Y remató: “Algunos piensan que hemos pecado de ingenuos esperando a un nuevo Sánchez que ha envejecido muy pronto”.

Iglesias destacó que hay un proceso de involución tras conformarse un bloque monárquico cuyo proyecto fundamental se identifica con un giro reaccionario que pasa por no gobernar con Podemos. Y añadió que ese hecho va vinculado a la nueva actitud de Sánchez y a su renuncia al plurinacionalismo y a mantener con Podemos un acuerdo preferente. “El giro pasa por evitar gobernar con nosotros”, concluyó.

Contra la Monarquía

En su análisis, Iglesias dijo que “se ha revelado un problema con la monarquía y si dijimos que en las Navidades de 2014 hubo un discurso distinto y daba la impresión de que la Monarquía estaba siendo capaz de blindarse tomando distancia de los grandes problemas del país, eso ha cambiado, no solo por la idea uninacional de España que encarna la monarquía sino por el espíritu autoritario que está expresando en  los últimos tiempos y que está implicando una ruptura institucional”. “Estamos viendo un cierre de filas oligárquico que está teniendo en el Jefe del Estado uno de  los principales instrumentos para que en esta país no se cierren heridas ni haya acuerdos para avanzar en una dirección progresista. Pero no hablamos de la monarquía por venganza o para cambiar una bandera por otra, simplemente nos hacemos la pregunta laica de ¿Para qué sirve la monarquía?”, quiso dejar claro.

El líder morado también aprovechó para plantear que Rajoy convoque el Debate sobre el Estado de la Nación que nunca se ha celebrado desde que Podemos está en el Parlamento. No obstante, volvió a insistir en la necesidad de que, este año, la organización lleve la iniciativa política fuera del Parlamento. “Se nos tiene que ver cerca de la gente y tenemos que coser un nuevo acuerdo territorial para nuestra patria porque es nuestra responsabilidad que la España del 15-M gane el futuro”, concluyó.