Artur Mas pide a Puigdemont ‘menos ideología’ y ‘más realismo’ en su adiós del PDeCAT

El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha reclamado "unidad" para que PDeCAT y Junts per Catalunya (JxCat) se fusionen en un único espacio que perdure en el tiempo y ha llamado aparcar "controversias y dinámicas internas" en su discurso de despedida como presidente de los demócratas. Además ha criticado a los líderes con un exceso de ideología quienes "acaban confundiendo la realidad con su ideología". "Que no saben leer la realidad", en clara referencia a Carles Puigdemont.

En su intervención en el Consell Nacional del PDeCAT este sábado, ha reclamado unidad y generosidad a la formación, y ha defendido que “el país necesita una formación política” como JuntsxCat, que cree que puede ser la llave del éxito para las próximas décadas.

Ha sostenido que esta es una “enorme oportunidad” para la formación, ya que ha servido para ser la primera fuerza soberanista en las elecciones del 21 de diciembre y, según él, puede servir para ganar las elecciones municipales del 2019 y para hacer un buen servicio a la población catalana.

Mas ha destacado que “los éxitos electorales vienen cuando hay ideología pero cuando no hay un exceso ideología”, porque considera que provoca una confusión de la realidad y que, en cambio, el PDeCAT ha sabido leer la realidad de Cataluña impulsando la candidatura de JuntsxCat.

‘Luces y sombras’ en su gestión

Ésta ha sido su última intervención como presidente de la formación, tras haber anunciado su dimisión esta semana, y ha hecho balance de su trayectoria en la primera línea de la política catalana, que ha resumido con que ha tenido “luces y sombras”.

Ha vuelto a recordar que ha ganado cinco elecciones consecutivas en las que se ha presentado como cabeza de lista y ha reivindicado que, a su juicio, ha ayudado de una manera significativa a que una parte de la población catalana haya pasado de querer la autonomía a la soberanía: “La conciencia de este país ha hecho un giro y tiene un gran horizonte enfrente”.

También ha hecho autocrítica y ha lamentado no haberse hecho más cargo del partido, y “no haber comprendido mejor la manera de funcionar del Estado español”.

“Confié que cuando pactabas con el Estado, se entendería y tendría una contraprestación. Me equivoqué. El Estado español no funciona así, a veces estos errores de percepción tienen consecuencias negativas”, ha recriminado.

“Lo he dado todo”

Pese a esto, ha asegurado que se despide contento de la presidencia del partido y ha agradecido el apoyo durante su trayectoria: “Me voy muy contento. He dado mucho, lo he dado todo, pero lo he recibido todo y me lo habéis dado todo”.

Asimismo, ha calificado al PDeCAT y la antigua CDC como “la mejor familia que ha dado este país” y ha expresado su orgullo por haber liderado la formación.

Mas ha sido ovacionado por los presentes en el Consell Nacional de la formación y han mostrado un vídeo con imágenes de la trayectoria de Mas como presidente de la Generalitat y del PDeCAT.

Por su parte, la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, ha agradecido la labor de Mas, al que ha definido como un “convergente de piedra picada” y ha afirmado que es un ejemplo para el partido.

Ha celebrado el resultado de JuntsxCat en las elecciones catalanas, que cree que evidencia que el PDeCAT está haciendo bien las cosas y que “ha sabido interpretar el momento”.

Además, ha defendido que es un partido joven y renovado pero que reivindican su pasado: “No aceptaremos la negación de 40 años de trabajo bien hecho, a esto no renunciaremos”.