Miles de personas marchan en Perú en rechazo del indulto otorgado a Fujimori

Los manifestantes vuelven a expresar en las calles su indignación contra la decisión del presidente Kuczynski

Miles de personas se movilizaron este jueves en distintas ciudades de Perú para rechazar el indulto otorgado el pasado 24 de diciembre por el presidente Pedro Pablo Kuczynski al exmandatario Alberto Fujimori (1990-2000), quien cumplía desde 2009 una condena a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad.

La manifestación más multitudinaria se dio en Lima, donde se formaron concentraciones en diferentes zonas de la ciudad, como el Campo de Marte, la plaza Bolognesi y el centro del distrito de Miraflores, que luego emprendieron un recorrido por las calles hacia el punto central en la plaza Dos de Mayo.

Las marchas también se presentaron en ciudades del interior del país como Barranca, Ayacucho, Cuzco, Piura y Arequipa, donde colectivos civiles y sociales se manifestaron pacíficamente, mientras eran escoltados por la Policía, para exigir la revocación del indulto.

“El indulto es un insulto” fue el lema principal de la manifestación nacional, en la que fue notoria la presencia de afiliados a la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), el mayor sindicato del país.

Además, marcharon representantes de partidos políticos, como los izquierdistas Nuevo Perú y Frente Amplio, cuyo máximo dirigente, el legislador Marco Arana, afirmó que insistirán en presentar una petición para que el Congreso destituya a Kuczynski de la Presidencia. “Se está en consultas con diversos congresistas y bancadas para conseguir los votos necesarios para presentar esa moción”, explicó al Canal N de televisión.

Arana aseguró que “está claro el rechazo ciudadano” al indulto, que calificó de “pacto de impunidad” entre Kuczynski y una facción del fujimorismo, liderada por el también congresista Kenji Fujimori, el hijo menor del indultado exgobernante. Sostuvo que se ha querido “hacer pasar un indulto negociado como un indulto humanitario”.

Kuczynski otorgó el indulto, sustentado en razones humanitarias, tres días después de que la facción del fujimorismo liderada por Kenji se abstuviera de votar en el Congreso por una propuesta de destitución que se presentó contra el gobernante por los vínculos de una empresa suya con la constructora brasileña Odebrecht.

La líder de Nuevo Perú, Verónika Mendoza, participó en la manifestación de protesta en el Cuzco, desde donde declaró que el pueblo peruano está “cargado de indignación, pero también de esperanza”.

Mendoza dijo que “el señor Kuczynski tiene que irse porque ha traicionado a la patria, porque ha mentido al pueblo peruano de manera descarada”.

Horas antes de estas movilizaciones, Kuczynski afirmó en un acto en Piura que en su país “hay mucho por hacer”, por lo que su Gobierno quiere trabajar y no le interesan las discusiones.