El Gobierno moderniza y reactiva el inactivo Observatorio de Convivencia Escolar

El organismo, que solo se ha reunido tres veces desde 2007, no ha resultado operativo debido a la gran cantidad de miembros del mismo

El Gobierno ha dado este viernes luz verde a la reforma del Observatorio Estatal de la Convivencia Escolar para promover la mejora de las relaciones que se establecen durante el periodo escolar en los centros educativos y con el fin de abordar nuevos problemas como el ciberacoso.

Lo ha hecho el Consejo de Ministros al aprobar un real decreto que modifica uno anterior, de 2007, por el que se creó este observatorio estatal, que no ha resultado operativo debido a la gran cantidad y variedad de miembros y a la rigidez de su funcionamiento.

El ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha reconocido en rueda de prensa que este organismo sólo se había reunido tres veces y era “demasiado grande”, por lo que se ha reducido su número de miembros de 71 a 47. Además, se ha actualizado para incluir nuevos “peligros”, como el ciberacoso.

Méndez de Vigo ha explicado que en el nuevo Observatorio, que cuenta con el visto bueno de las comunidades autónomas, participarán representantes del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) y de la Secretaría General de Inmigración y Emigración, además de las administraciones central y autonómica, los sindicatos y asociaciones de padres.

De esta forma, el Ejecutivo confía en que el cambio aprobado tenga un impacto positivo sobre la infancia y la adolescencia, la familia, así como en materia de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad.

El Observatorio se creó como un foro de encuentro entre organismos públicos y privados para asesorar, analizar y difundir información y buenas prácticas en el ámbito educativo.

Tras la modificación incorporada será un “órgano consultivo para lanzar ideas y propuestas” que promuevan la buena convivencia entre los escolares, la igualdad y la reducción de conflictos, tal y como ha dicho el ministro.

Además, en él se harán “globales” las mejores prácticas autonómicas encaminadas a reducir el acoso.

El Observatorio se adapta al Plan Estratégico de Convivencia Escolar y Méndez de Vigo espera que esta reforma refuerce su “operatividad y eficiencia”.