Albert Rivera, Presidente

No sorprende en absoluto el resultado de la encuesta electoral que ha realizado Metroscopia y acaba de publicar la edición digital del diario El País en la que Ciudadanos se convierte en el primer partido político de España con un 27,1 % de intención de voto, seguido  por el PP con un 23,2 % y luego el PSOE con el 21,6 % y Podemos con el 15,1 %.

Por llamativa que parezca la encuesta, que incluye un espectacular salto de Ciudadanos de 5 puntos con respecto al anterior sondeo de noviembre de Metroscopia, la foto fija de España que esta encuesta presenta se corresponde fielmente con la percepción que tiene la ciudadanía y el hartazgo general de la vieja política, la corrupción y la pésima gestión pública (los atascos de la nieve son otro ejemplo).

Y esto ocurre no sólo por la gran y merecida victoria de Arrimadas en las elecciones catalanas sino también y sobre todo por el muy grave deterioro del liderazgo de Rajoy, su Gobierno y su partido el PP, tras la pésima gestión de la crisis catalana y la inconsistencia de varios de sus ministros (Santamaría, Dastis, Zoido, Catalán, Méndez de Vigo), y por el cúmulo de escándalos de la corrupción del PP que ahora inundan los tribunales.

Asimismo, los graves errores del PSOE en Cataluña y su discurso de la España ‘plurinacional y federal’, ahora fracasado en los comicios del 21-D en Cataluña donde el PSC jugó medio partido con soberanistas, dan credibilidad a este resultado electoral que ofrece Metroscopia en el que los socialistas registran una leve caída respecto al anterior sondeo.

Una proyección esta de la victoria política de Ciudadanos que llevaría a Albert Rivera a la presidencia del Gobierno si ahora se celebraran las elecciones generales. Algo que sin duda conocían en la Moncloa y el PP por sus sondeos internos. De ahí los últimos ataques que desde el PP se han lanzado en contra de C´s de manera burda y desesperada.

En cuanto a la caída de Podemos hasta el cuarto lugar con un 15,1 % (aunque sube 0,4 décimas respecto a noviembre) lejos del resto de los partidos nacionales, ninguna sorpresa como lo prueba el que su líder Pablo Iglesias está desaparecido desde que acabaron las elecciones catalanas donde su coalición acabó bastante mal.

O sea vuelco político ‘virtual’ a favor de Rivera, máxima preocupación en Moncloa y en Ferraz y natural euforia en Ciudadanos con el sondeo aunque donde deben ser prudentes no vaya a ser que, subidos al carro de la soberbia, conviertan en espejismo lo que a todas luces parece, en este preciso momento, una realidad. P.S.