Puigdemont convoca a los diputados de JxCat en Bruselas para hablar de la Mesa y la investidura

El expresidente de la Generalitat huido a Bruselas, Carles Puigdemont, ha convocado para el próximo viernes una reunión del grupo parlamentario de Junts per Catalunya en la capital belga. Se trataría de establecer las líneas de actuación ante la constitución del Parlament y la elección de la Mesa, que se celebrarán el próximo día 17, y la investidura, a la que Puigdemont insiste en someterse aunque sea por vía telemática y sin pisar territorio español, lo que conllevaría el riesgo de ser detenido y acabar en la cárcel.

De los 34 diputados que componen el grupo, sólo viajarán a Bruselas 27. El motivo es que allí ya están tres -el propio Puigdemont y los ‘esconsellers’ Lluís Puig y Clara Ponsatí- mientras que dos -Oriol Junqueras y Joaquim Forn- permanecen en prisión y otros dos -Jordi Turull y Josep Rull- no pueden salir de España tras haber sido puestos en libertad por el juez Llarena con medidas cautelares.

Desde las elecciones, Puigdemont se ha reunido en Bruselas con ERC, la CUP, ANC y Òmnium. Pero esta será la primera vez que lo haga con los diputados que han sido elegidos en la candidatura que él se empeñó en fabricar incorporando a la misma a su partido, el PDeCAT.  JxCat negocia estos días con ERC la composición de la Mesa, con la voluntad compartida de que la presida de nuevo Carme Forcadell si ella así lo quiere.

La composición del órgano de dirección de la Cámara autonómica es clave ya que de ella puede depender una reforma exprés del reglamento que permita la investidura telemática de Puigdemont, opción que ahora mismo no está prevista en la norma. Hace tiempo que se da por hecho que el expresidente no tiene intención de regresar a España, pero en los últimos días se ha barajado la hipótesis de que pueda hacerlo una vez investido a distancia, lo que le permitiría rentabilizar la imagen de su detención siendo ‘president’ de pleno derecho. También se ha dicho que, en el caso de que no pueda llevar a cabo sus planes, Puigdemont estaría dispuesto a forzar la convocatoria de nuevas elecciones, una alternativa que sin duda rechazarán el resto de las formaciones políticas catalanas.

En cuanto al calendario para hallar una salida, el 17 de enero es la fecha límite para decidir quien preside el Parlament y quien forma parte de la Mesa. A partir del 17, según establece el reglamento de la Cámara catalana, se tiene que celebrar la sesión de investidura dentro de los diez días hábiles, es decir, que el 31 de enero es la fecha límite.