‘Portazo’ del PP a la comisión de investigación de corrupción de la Asamblea de Madrid

El Grupo Parlamentario Popular ha decidido este lunes abandonar la Comisión de Investigación sobre Corrupción Política de la Asamblea de Madrid por "falta de respeto a la institución" por parte de la oposición. Así lo han indicado en rueda de prensa el portavoz del PP, Enrique Ossorio, junto al portavoz en la Comisión de Investigación sobre Corrupción, Alfonso Serrano.

Esta decisión se toma después de la intervención de la portavoz de Podemos en la comisión, María Espinosa, en la última sesión con el presidente de ADIF, Juan Bravo. La diputada aludió a que la comparecencia de Bravo servía para poder arrojar luz a lo que ha pasado en la operación Lezo. “No le permito que hable de saqueo en esa época”, le replicó Bravo.

Así, Ossorio ha señalado que en esta Comisión “se confunde de manera deliberada la tensión de un debate parlamentario con el insulto, la descalificación y el acoso”, lo que ha convertido la misma, a su juicio, “en un escenario para el trato inquisitorial y el linchamiento político”.

En esta línea, el portavoz ha afirmado que “los grupos de la oposición se han escudado de manera vergonzante en su inmunidad parlamentaria para insultar a un grupo y a un partido que representa a la mayoría de los madrileños, manifestaciones, que realizadas fuera de la Asamblea generarían una querella por injurias y calumnias”.

Así, el popular ha puntualizado que este comportamiento se da “especialmente en el caso de Podemos que ha contado con la permisividad de la presidenta de Comisión (C’s) Dolores González Pastor. “La presidenta no ha hecho lo que tenía que hacer para proteger a los comparecientes y, ante esa actitud de Podemos, yo creo que los otros grupos tendrían que haber reaccionado para evitarlo”, ha añadido.

Ossorio ha sostenido que en una comisión de investigación se debe respetar escrupulosamente los derechos de los comparecientes, no sometiéndoles durante sus comparecencias a “interrogatorios que exceden el objeto de su citación y a juicios de valor que ponen en cuestión sus derechos fundamentales”.

“Durante estos años hemos trabajado sin poner pegas, lo único que hemos pedido es que esto no fuera una causa general contra el Partido Popular. No nos hemos opuesto a que se pidiera información al Gobierno y se ha mentido cuando se ha dicho que el Gobierno no ha facilitado información”, ha añadido el portavoz popular.

Además, Ossorio ha insistido en que en esa comisión “se ha faltado al respeto a esta institución, a los miembros del PP y algunos de los intervinientes”. “Este acoso y derribo nunca ha defendido la presunción de inocencia”, ha lamentado Ossorio.

Por su parte, el portavoz del PP en la Comisión, Alfonso Serrano, ha indicado que el PP nunca se ha opuesto a ninguna comparecencia ni a tratar los asuntos que se planteaban. “El fracaso de esta comisión es responsabilidad del tripartito de la oposición que la ha convertido en un circo mediático para lograr titulares y convertirse en estrellas algunos de sus portavoces”, ha criticado.

El PSOE ve un “error” la decisión del PP

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, ha tachado este lunes de “error” la decisión del PP de abandonar la Comisión y ha asegurado que no han “acosado” a nadie. “Se van por una ‘permanente falta de respeto de los grupos de la oposición’. No estamos de acuerdo con estas razones. Es un error que abandonen esta comisión, cuando nosotros nunca hemos insultado, ni faltado el respeto a los comparecientes”, ha señalado el portavoz socialista.

Asimismo, Gabilondo ha explicado que esta Comisión “no busca las causas penales ni hacer un juicio paralelo”, porque “no es una espacio para reclamar responsabilidades jurídicas, es para reclamar las responsabilidades políticas”. “Es nuestra obligación ver qué mecanismos y procedimientos han llevado a la corrupción, no basta con atajar las consecuencias, sino que hay que atajar las causas, las estructuras y los mecanismos”, ha subrayado.

Gabilondo ha reconocido que se han podido tratar asuntos que pueden comprender que “incomoden al PP”, pero que “no se ha acosado a nadie”. “Nos parece un error y nos parece mal que salgan de la Comisión. No es la Comisión la que falta a las instituciones, sino el que está abandonando las Instituciones es el PP”, ha criticado.

Por su parte, la portavoz socialista en esta Comisión, Encarnación Moya, ha explicado que se ha ido prorrogando la comisión ya que “se tiene que hacer un dictamen laborioso”, que terminará de elaborarse en otoño”. El portavoz del PP en la Comisión Alfonso Serrano estaba de acuerdo con esto. No entendemos por qué el PP da marcha atrás”, ha indicado la socialista.

Moya también ha reconocido que durante las comisiones “han podido haber afirmaciones por algún grupo parlamentario que dieran por hecho que las personas comparecientes han cometido delito”. En cualquier caso, la parlamentaria socialista ha asegurado que “nunca se ha protestado por escrito de estas situaciones” y, por eso, la salida del PP de la Comisión “no tiene mucho sentido”.