El PSOE plantea crear nuevos impuestos finalistas para pagar las pensiones

La Ejecutiva Federal del PSOE aprobó esta mañana un plan de debate en 52 asambleas abiertas con el que el partido quiere elaborar sus propuestas para garantizar el futuro de las pensiones y su sostenibilidad. El propio secretario general encabezara las asambleas de la primera fase del plan durante el primer trimestre de 2018, empezando por la inicial de Granada y garantizando su presencia dos días después en Madrid. El plan recoge la propuesta que el partido hizo en las generales de 2015 y 2016 de creación de nuevos impuestos finalistas con el objetivo de pagar las pensiones del futuro y reequilibrar el sistema.

El portavoz del PSOE, Óscar Puente, y la secretaria de Seguridad Social y Pacto de Toledo, Magdalena Valerio, han sido los encargados de presentar en rueda de prensa el documento “La apuesta socialista por el sistema público de pensiones”.  La propuesta sobre el Sistema Público de Pensiones, en la que el PSOE apuesta por la fortaleza del sistema “como elemento básico para la cohesión y la estabilidad social” aboga de entrada por “recuperar el diálogo social y el pacto de Toledo”. Y su objetivo es conseguir que el Sistema Público de Pensiones “no solo sea sostenible financieramente”, sino también “sostenible socialmente”.

Durante la comparecencia, Valerio destacó que el Sistema Público de Pensiones es “la política pública que mayor capacidad tiene de redistribución y reducción de las desigualdades y uno de los pilares fundamentales del Estado del Bienestar en nuestro país y por eso es fundamental protegerlo”. La responsable socialista denunció que las políticas erráticas y antisociales del PP han hecho que en los últimos tiempos “empiece a calar en la ciudadanía la idea de que no existe futuro para el Sistema Público de Pensiones” y que “se estén generando incertidumbres, dudas, desesperanza”. “Es obligación del PSOE generar certidumbres, confianza y esperanza en el presente y futuro de nuestro Sistema Público de Pensiones”, remarcó.

En este sentido, insistió en que la metodología que defiende el PSOE para abordar este asunto es “recuperar el Pacto de Toledo y el diálogo social del Gobierno con los sindicatos y las organizaciones empresariales” y “apostar por la fortaleza de nuestro sistema público de pensiones, porque ha llegado a una situación de desequilibrio financiero y de déficit estructural y creciente”, como consecuencia de la crisis y de las políticas del PP, tales como la reforma laboral, la reducción de la tasa de cobertura de desempleo, o la utilización de recursos económicos de cotizaciones para pagar gastos que no son prestaciones de la Seguridad Social o pensiones.

Valerio denunció que, ante la situación de déficit, el PP se “ha fundido” la hucha de las pensiones, que “se ha agotado 10 años antes de los previsto”, ha utilizado fondos excedentes de las mutuas y ha pedido un préstamo de más de 10.000 millones de euros. “En definitiva, han ido utilizando recursos adicionales por importe de más de 93.000 millones de euros que han ido sacando para no hacer los deberes”. Además, criticó, el Ejecutivo hace subidas ridículas de las pensiones del 0,25% y recorta pensiones futuras, ya que a partir del 1 de enero de 2019 entrará en vigor el conocido como factor de sostenibilidad, que significa que se va a bajar la cuantía de la pensión desde el inicio en función de la esperanza de vida de ese corte de edad.

Medidas alternativas del PSOE

Para la dirigente socialista, “frente a esta situación, el PSOE considera que no hay un problema de gastos excesivo, sino de ingresos y por ello plantea 4 medidas: la primera, garantizar unas pensiones adecuadas y suficientes revalorizadas según el IPC y que se suprima el factor de sostenibilidad que va a imponer el PP a partir del 1 de enero de 2019 y que puede implicar en el futuro una pérdida de pensión de en torno al 30%; en segundo lugar, racionalizar los gastos del sistema, es decir, no tiene sentido que con el sistema en déficit sigamos pagando con dinero de cotizaciones reducciones de cuotas y tarifas planas y los gastos de gestión de la Seguridad Social”. “Eso implicará que unos 4.300 millones de euros se tendrán que pagar con impuestos y no con cotizaciones”, explicó.

Como tercera medida, el PSOE apuesta por “un incremento de ingresos con creación de empleo de calidad, y en esa línea va nuestro Pacto de Rentas”. Sin embargo, explicó Valerio, “no vale con incrementar los ingresos ordinarios y en la propuesta socialista se incluye también apostar por ingresos extraordinarios”, ya que las prestaciones básicamente se tiene que pagar con cotizaciones, pero no de manera exclusiva y “se pueden inyectar ingresos vía Presupuestos Generales del Estado”.

Nuevos impuestos

Valerio avanzó que el PSOE plantea “la creación de una cesta de nuevos impuestos dirigidos de manera finalista y extraordinaria a aumentar los ingresos del sistema aproximadamente por  importe de 2.750 millones de euros todos los años”. Y en cuarto lugar, los socialistas abogan por “intensificar la acción de la Inspección General de Trabajo para controlar el fraude a la Seguridad Social y el empleo irregular”.

Además, en el documento los socialistas dedican un apartado a las pensiones de viudedad y van a plantear a lo largo de estos meses diversas medidas que mejoren estas pensiones, “porque hay un asignatura pendiente de este Gobierno con las viudas de este país”, dijo Valerio. “Merece la pena luchar por la supervivencia de nuestros sistema público de pensiones, que a lo largo de décadas ha demostrado que es un elemento básico para cohesión y la estabilidad social y hemos de hacerlo recuperando el diálogo social y el pacto de Toledo”, concluyó.

Dispuestos a apoyar a CS en la mesa del Parlament

Aunque el objetivo de la campaña sobre pensiones es demostrar que el PSOE se preocupan por los temas sociales que su juicio han quedado relevados por la crisis catalana, el portavoz Oscar Puente se refirió a la posición y los movimientos que están llevando a cabo los socialistas en Cataluña. El dirigente vallisoletano confirmó que “el PSC ha iniciado contactos con todos los partidos” y que “está dispuesto a dar apoyo a una proposición de presidencia del Parlament del grupo mayoritario de la cámara”, que es Ciudadanos. El problema, añadió, es que “el apoyo del grupo socialista no es suficiente, y por tanto es responsabilidad del grupo que aspira a presidirla conseguir los apoyos suficientes”. “Y esto mismo es aplicable para la presidencia de la Generalitat”, remachó.

En cualquier caso apuntó que, “si Inés Arrimadas quiere presidir el Parlament de Cataluña y presidir la Generalitat, debería no dedicarse a atacar sistemáticamente a los único apoyos que le pueden hacer alcanzar ambos objetivos”, como es el caso del PSC. “Y si lo hace es quizá porque no tiene esa aspiración o convicción, y lo que busca es otra cosa”, comentó.

Respecto a que Puigdemont pueda intentar llevar a cabo una ‘investidura telemática’ como dicen en su entorno, Puente señaló que es una propuesta “absolutamente estrambótica” y un “sinsentido” fruto de unos dirigentes que “no van en serio con su país”. En su opinión, “Cataluña necesita un gobierno, soluciones y necesidades que atender porque es la única parte del país en la que se ha frenado la incipiente recuperación económica” y que “está sufriendo la salida de empresas”.

 

RELACIONADO