Trump pretende frenar la publicación de un libro demoledor sobre su presidencia

Un abogado del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reclamó hoy que se cancele inmediatamente la publicación y difusión del libro sobre su presidencia que rechaza que su objetivo fuera llegar a la Casa Blanca. El letrado Charles Harder pidió al autor de "Fuego y Furia", Michael Wolff, y a su editorial que "cesen y desistan de cualquier publicación, revelación o diseminación" del nuevo libro, informaron hoy medios locales.

El libro, del que ayer se divulgados algunos extractos en la revista New York Magazine, recoge que el objetivo de Trump no era llegar a ser presidente e imponerse a la candidata demócrata Hillary Clinton, sino potenciar su marca.

“Estamos investigando numerosos comentarios falsos y sin base que ha hecho usted sobre el señor Trump”, informó el defensor del presidente al autor de la obra, cuya publicación completa se prevé la semana que viene.

En el escrito, recogido por medios locales, explicó que estudian la posibilidad de que el libro caiga en invasión de la privacidad y en difamaciones contra Trump y su familia.

También expresó que se puede probar una “malicia real” en la creación de Wolff, ya que -incidió- “el libro admite en la introducción que contiene declaraciones no verdaderas” y no cita a ninguna fuente para muchas de sus “dañinas afirmaciones” sobre Trump.

La obra incluye una conversación con el que fuera último jefe de campaña y exestratega jefe de Donald Trump en la Casa Blanca, Steve Bannon, en la que este tacha de “traición” y “antipatriota” una reunión mantenida en 2016 entre el hijo mayor de Trump, Donald Jr., y un grupo de rusos en busca de documentos que perjudicasen a su rival demócrata, Hillary Clinton.

En esta línea, los abogados del mandatario enviaron al exasesor presidencial Steve Bannon un documento legal similar al remitido a Wolff para que cese en sus declaraciones sobre el gobernante y cumpla el compromiso de confidencialidad que firmó.

“Ha incumplido el acuerdo (de confidencialidad) al, entre otras cosas, comunicarse con el autor Michael Wolff sobre el sr. Trump, los miembros de su familia y la Compañía (Trump Organization), divulgar información confidencial al sr. Wolff y hacer declaraciones despectivas y, en algunos casos, directamente difamatorias al sr. Wolff sobre el sr. Trump, los miembros de su familia y la Compañía”, reza la orden enviada a Bannon.

Tras conocerse ayer las declaraciones de Bannon, la Casa Blanca emitió un comunicado muy duro del presidente en el que acusó a Bannon de haber “perdido la cabeza” y afirmó que el exasesor “no tenía nada que ver” con su presidencia.

También los portavoces de la residencia del mandatario trataron de desacreditar “Fuego y Furia”, asegurando que estaba lleno de “falsas afirmaciones” y de fuentes “que no tienen acceso ni influencia sobre la Casa Blanca”.

Wolff asegura que su libro está basado en más de 200 entrevistas con el presidente y su círculo político, y según fuentes citadas por The Washington Post, en los primeros meses de la presidencia de Trump se le podía ver vagando por el ala oeste de la Casa Blanca sin escolta o escondido en la oficina de Bannon.