Susan Rice: ‘¿Cómo podría Trump ayudar a los manifestantes iraníes? ¡Cállate!’

La exasesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Susan Rice, critica a Donald Trump por haber expresado su apoyo a las protestas desatadas en Irán a raíz de la difícil situación económica. Trump, además, acusó a Irán de "cerrar Internet" para acabar con las protestas antigubernamentales que se viven desde el jueves en el país persa, y afirmó que en esa nación se registran "violaciones de derechos humanos cada hora".

“Irán, el Estado Patrocinador del Terrorismo Número Uno, con numerosas violaciones de Derechos Humanos que ocurren cada hora, ha cerrado ahora internet para que los manifestantes pacíficos no puedan comunicarse. ¡No es bueno!”, escribió Trump en su cuenta oficial de Twitter.

El presidente de EEUU advirtió de que su Gobierno está atento a cualquier violación de derechos humanos que pueda producirse en el contexto de las protestas en Irán, y aseguró que el pueblo iraní se ha hartado de que su dinero se “derroche” en la financiación al terrorismo. El mandatario se pronunció así horas después de que las autoridades iraníes cortaran totalmente el acceso a las redes sociales, tras las manifestaciones de protesta en diferentes ciudades del país contra las políticas económicas del Gobierno.

Rice, por su parte, retuiteó el domingo un informe que había publicado el día anterior el diario local The New York Times, planteando una pregunta, al que también respondía: “¿Cómo podría Trump ayudar a los manifestantes iraníes? ¡Cállate!”.

La exfuncionaria de la exadministración demócrata, liderada por Barack Obama (2009-2016), enlazó el diario a su cuenta de Twitter sin añadir más observaciones suyas, al margen de esa recomendación al presidente para que se calle.

El senador republicano Lindsey Graham piensa lo contrario y opina que el presidente no debe reducir su apoyo a los manifestantes iraníes a un simple mensaje en Twitter. “No es suficiente observar. El presidente Trump está tuiteando palabras muy simpáticas dirigidas a los iraníes. Pero no puede solo tuitear desde aquí. Tiene que desarrollar un plan”, indicó el domingo Graham al programa informativo Face The Nation de la cadena CBS. Al afirmar que la nación iraní “no es nuestro enemigo”, el senador republicano reiteró su apoyo a la nueva estrategia del presidente ante los manifestantes iraníes.

Irán, por su parte, asegura que el apoyo “engañoso y oportunista” de la Casa Blanca a estas movilizaciones callejeras suponen una evidente injerencia en sus asuntos internos. Asimismo, personalidades con diferentes tendencias políticas, entre ellas conservadores y reformistas, han llamado este domingo a los manifestantes a no seguir las consignas “erróneas” de los extranjeros durante las protestas contra la situación económica.