El hallazgo del cuerpo de Diana Quer cierra uno de los casos más mediáticos de los últimos años

La Guardia Civil ha hallado el cuerpo de Diana Quer poniendo fin a un caso que comenzó el 22 de agosto de 2016 y que tras 497 días ha dado con el cuerpo de la joven y con su asesino

El hallazgo del cadáver de Diana Quer en el interior de un pozo en una nave industrial, tras la confesión de José Enrique Abuín a los agentes de la Guardia Civil, termina con 16 meses de incertidumbre en torno a uno de los casos más mediáticos de los últimos años.

La investigación en los próximos días podrá esclarecer las numerosas incógnitas en torno a la desaparición hace 497 días de Diana Quer, de 18 años, cuando estaba de verbena en A Pobra do Caramiñal (A Coruña), y cómo acabó dentro de un pozo en la parroquia de Asados, a unos 20 kilómetros del lugar donde se la vio por última vez.

El pozo donde se localizó el cuerpo, tras la declaración ante los investigadores del principal acusado, José Enrique Abuín, está en una nave industrial situada en la parroquia de Asados, donde viven los padres de Abuín y a unos cuatro kilómetros de su domicilio en Rianxo (A Coruña). La nave, según detallan algunas fuentes, se trata de un escondite que las bandas de narcotraficantes usan para el trapicheo.

La detención el 29 de diciembre de Abuín -que había sido interrogado como sospechoso en el caso Diana Quer-, por intento de agresión y robo a una mujer esta misma semana, sumado a las contradicciónes de Rosario, su mujer, que declaró no estaba con ella la noche del 22 de agosto, cuando Diana Quer desapareció, han precipitado el desenlace.

Tras las declaraciones de este sábado de la mujer de ‘El Chicle’, los investigadores vieron que entró en contradicciones y lo relacionaron con lo que ya sucedió en el pasado, cuando Rosario R. no facilitó que continuasen las diligencias por la denuncia por una supuesta agresión sexual que presentó su hermana contra José Enrique A. G.

Este caso no se llegó a judicializar pero sí hubo una investigación, apuntan las mismas fuentes, que tienen “indicios” de que Rosario R. era conocedora de los hechos.

Uno de los hitos de la investigación fue el hallazgo del teléfono móvil de Diana, un iPhone de color blanco, cerca del puente de Taragoña, un lugar próximo a Rianxo, precisamente donde está situado el domicilio del ahora detenido.

Pero aún así, el 19 de abril de 2017, el juzgado de instrucción número uno de Ribeira decretó el archivo provisional del caso de la desaparición de Diana Quer, que la familia pedirá que se reabra tras la aparición del cuerpo.

Cronología de lo sucedido

El 22 de agosto de 2016, Diana Quer, que se encontraba junto a su madre y hermana en A Pobra do Carabiñal, no regresa a su casa tras haber estado de fiesta en el pueblo. La última noticia que tuvo su madre fue una conversación con ella en la que le decía que no fuese a buscarle. Más tarde hubo testigos que aseguraron verle pasear por el paseo marítimo de A Pobra y un mensaje de Whatsapp a un amigo en Madrid, en el que decía que alguien le estaba siguiendo.

Tras este hecho, su madre denuncia, un día más tarde, su desaparición y comienzan las batidas por el pueblo en busca de la joven. La Guardia Civil no descarta hipótesis de lo que pudiera haber pasado y valora desde el secuestro hasta una fuga voluntaria.

El 29 de agosto, la Infantería de Marina se suma a la búsqueda de Diana y trasciende que la joven no llevaba DNI, por lo que la Guardia Civil descarta el móvil de la fuga y el secuestro con motivación económica, pese a la buena posición económica de la familia.

 

 

 

El 6 de septiembre, los investigadores triangulan la señal del teléfono móvil de la joven y determinana que pudo subir a un coche la noche del 22 de agosto. Además, la madre admite que Diana pudo pasar por casa a cambiarse de ropa la misma noche de la desaparición. Mientras tanto, SOS Desaparecidos comienza a difundir imágenes de la joven por Portugal, Bélgica, Italia, Suiza y Francia.

Los investigadores siguen trabajando en la señal que emitía el teléfono móvil cuando una mariscadora encuentra el teléfono móvil de Diana Quer en una zona muy próxima al puerto de Taragoña (Rianxo). El móvil se encuentra en muy mal estado debido a los días que lleva bajo el agua y al bloqueo del terminal, que terminará por desbloquearse el 7 de julio, gracias a una empresa alemana.

 

La asociación SOS Desaparecidos admite que ha recibido, el día 2 de diciembre, y remitido a la Guardia Civil un correo electrónico que viene firmado por Diana Quer en el que dice: “Hola. Estoy bien necesito estar un tiempo fuera de España. Saludos, Diana Quer”.

 

El 19 de abril el juez levanta el secreto de sumario y archiva el caso por falta de pruebas. Más tarde, el 7 de julio se consigue desbloquear el teléfono móvil y el 11 de julio, la policía registra, sin éxito, una finca en la playa de Coroso en A Coruña tras la denuncia de un vecino.

 

Meses más tarde, el 29 de diciembre, la Guardia Civil detiene en Boiro (A Coruña) a un hombre por intento de secuestro y agresión sexual y a su mujer, ambos en la lista de sospechosos de la desaparición de Quer y que ya habían tomado declaración.

El día 30 de diciembre, Santiago Villanueva, delegado de Gobierno en Galicia, confirma que el arrestado es José Enrique Abuín, alias ‘El Chicle’, y que está siendo investigado por la desaparición de Diana Quer. La mujer, tras una declaración en la que confirma que ‘El Chicle’ no estaba con ella el día de la desaparición de Diana Quer, queda en libertad y los investigadores advierten que ha entrado en contradicciones tras la primera declaración meses atrás.

Un día más tarde, el 31 de diciembre, la Guardia Civil haya el cadáver de Diana Quer en el interior de un pozo en una nave industrial cerca de la casa de los padres de Abuín, en Rianxo (A Coruña), tras la declaración de este.