Retiran 10 perros peligrosos de la finca donde fue atacado un niño de 3 años

El niño está gravemente herido por las mordeduras de los animales, que le arrancaron las orejas

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil procedió este jueves a retirar 10 perros de la finca en la que un niño de 3 años resultó gravemente herido por mordeduras de los animales, que le arrancaron las orejas.

Según exponen fuentes del Instituto Armado, entre los perros retirados y depositados en un centro autorizado de la Comunidad de Madrid hay ejemplares de razas consideradas potencialmente peligrosas, como American Stafforshire Terrier. También hay ejemplares de la raza Bull terrier.

Fuentes municipales han confirmado que los perros no estaban registrados. Estas mismas fuentes han señalado que en el caso de tenencia de más de cinco animales se tiene que disponer de un permiso municipal, el cual el dueño de estos animales no tenía, pero que el Consistorio "no puede conocer" los animales que hay en cada uno de los hogares.

Según las primeras pesquisas, sobre las 16.20 horas de este jueves la familia del menor herido llegó a casa de un amigo situada en una finca de El Morlar.

Las primeras hipótesis apuntan a que el menor se quedó jugando con los perros y posteriormente fue localizado inconsciente y con mordeduras en el cuerpo, siendo trasladado por los padres a un centro de salud de la localidad.

Según explicaron fuentes de Emergencias 112 Comunidad de Madrid, las mordeduras de un perro arrancaron las orejas al menor, que luego fue trasladado del centro de salud al Hospital de La Paz donde ingresó en estado grave.

Además de los graves daños en las orejas, el niño ha sufrido varias heridas faciales y una mordedura en el muslo izquierdo.