Suerte dispar de los españoles en Abu Dabi

Los tenistas españoles Roberto Bautista y Pablo Carreño tuvieron este jueves un dispar comienzo de temporada en el torneo de exhibición de Abu Dabi después de que el castellonense superase su partido de cuartos ante el ruso Andrey Rublev (7-5, 6-2) para ser el primer rival en la vuelta del serbio Novak Djokovic, y el asturiano se topase de nuevo con el sudafricano Kevin Anderson (6-3, 7-6).

El jugador de Castellón de La Plana, que juega este evento que se disputa en pista dura al aire libre por primera vez y debido a la baja de Rafa Nadal, apenas tuvo problemas en su estreno para deshacerse del impetuoso Rublev, al que le faltó regularidad para crear más problemas a su rival.

Bautista tiró de solidez para imponerse en menos de hora y media al joven moscovita de 20 años, 36 del mundo, con más problemas para sacar adelante la primera manga. El castellonense comenzó firme el partido, sobre todo con el saque, y un ‘break’ en el cuarto juego le dio ventaja.

Parecía que el español podría sacar partido a esa rotura, pero se despistó cuando servía para cerrar el set y Rublev recuperó el ‘break’ para luego igualar el partido, aunque antes tuvo que salvar tres bolas de set con su saque, todo un anticipo de lo que pasó cuando intentaba alcanzar la ‘muerte súbita’.

Los errores e irregularidad del ruso terminaron por entregarle la manga a un Bautista que a partir de ahí fue netamente superior. Un nuevo ‘break’ le puso por delante y ahora sí supo administrar esta ventaja para sentenciar al resto su pase a las semifinales. Ahí, se medirá con un Djokovic que no juega un partido desde su eliminación en Wimbledon y que se ha impuesto en seis de los siete enfrentamientos con el 20 del mundo.

La otra semifinal en Abu Dabi no tendrá protagonismo español ya que el asturiano Pablo Carreño cayó en dos sets por 6-3, 7-6(2) ante el sudafricano Kevin Anderson, que será finalmente el rival del austriaco Dominic Thiem.

En una reedición de la semifinal que midió a ambos en el último US Open y que cayó del lado del de Johanneburgo, el gijonés tampoco pudo tomarse la revancha después de un encuentro retrasado en su inicio por un problema en la red.

Ese parón pareció favorecer al sacador, que aprovechó su ocasión para romper en el cuarto juego, ventaja suficiente para adjudicarse el primer parcial. En el segundo, Carreño afianzó también su servicio, pero apenas logró amenazar el de su rival y en el ‘tie-break’ esta fortaleza terminó declinando la balanza para el sudafricano (7/2).

Leer más noticias sobre