Manuel Polanco será el nuevo presidente de Prisa y Cebrián, el de El País

Manuel Polanco: "Suceder a Juan Luis Cebrián es también un reto a la vez que un honor, y continuar el legado de mi padre supone un motivo de especial exigencia, motivación y un gran orgullo para mí"

Manuel Polanco será el presidente de Prisa en sustitución de Juan Luis Cebrián, quien permanecerá durante los próximos dos años como presidente de El País y del Comité Editorial del Grupo, según ha aprobado este martes el consejo de administración de la compañía.

En un comunicado, Prisa informa de que el relevo será efectivo a partir del 1 de enero y recuerda que la propuesta de nombramiento de Polanco, hasta ahora vicepresidente, fue anunciada por Cebrián en la Junta General Extraordinaria del pasado 15 de noviembre.

“La sucesión en la presidencia de Prisa corona una amplia reorganización en la alta dirección de la compañía, que se ha llevado a cabo durante 2017”, se afirma en el comunicado de prensa, en el que se detalla que Polanco se ocupará principalmente del gobierno corporativo y las relaciones con los accionistas.

Por su parte, el nuevo consejero delegado, Manuel Mirat, liderará los negocios de la compañía.

En su intervención, Juan Luis Cebrián ha explicado las razones de su permanencia como presidente de El País y al frente del Comité Editorial y ha dicho que “tiene que ver con la preocupación de importantes accionistas, relevantes miembros del Consejo y una amplia muestra de profesionales y colaboradores de nuestros medios”.

Cebrián ha precisado que la identidad empresarial y profesional y la independencia son la base de la credibilidad y de que “sus estándares de calidad no se vean afectados por las turbulencias del mercado en un momento en que la transformación tecnológica está afectando seriamente al modelo de negocio tradicional”.

No obstante, aclara de que “de ninguna manera” supone que la independencia y la calidad profesional “sea una tarea ni única ni primordialmente mía”, ya que, subraya, “con las propuestas aprobadas hoy por el Consejo tratamos de institucionalizar la gobernanza de los contenidos de nuestros medios al margen cualquier personalismo”.

En su despedida, ha hecho un repaso por las últimas cuatro décadas, y ha recordado que “en la Navidad de 1975, hace ahora exactamente cuarenta y dos años”, firmó su primer contrato con la compañía, como director del todavía inexistente diario El País.

Por su parte, el nuevo presidente de Prisa ha declarado que “liderar esta etapa es un reto personal y profesional apasionante. Es una compañía que conozco y admiro desde siempre porque he desarrollado toda mi carrera en ella”.

Y ha añadido: “Suceder a Juan Luis Cebrián es también un reto a la vez que un honor, y continuar el legado de mi padre supone un motivo de especial exigencia, motivación y un gran orgullo para mí”.