El Frente Nacional, imputado por corrupción en la Eurocámara

La justicia sospecha que el partido ultraderechista se benefició de los fondos del Parlamento Europeo para pagar a sus trabajadores

El partido ultraderechista Frente Nacional (FN) fue imputado por la justicia francesa por un presunto caso de corrupción en el Parlamento Europeo, un caso por el que también se encuentra imputada su presidenta, Marine Le Pen.

Según publica este martes el vespertino ‘Le Monde’ el partido ha sido imputado como persona moral por complicidad en este caso, en el que sus eurodiputados contrataron como asistentes parlamentarios de la Eurocámara a personal que, en realidad, trabajaban para el partido.

La justicia sospecha que el FN se benefició de los fondos del Parlamento Europeo para pagar a sus trabajadores, según se desprende de las conclusiones de la Oficina Antifraude de la cámara (OLAF).

Ese organismo estimó que el perjuicio sufrido es de 5 millones de euros y transmitió sus conclusiones a la justicia gala en julio de 2016, lo que motivó la apertura de una investigación.

Marine Le Pen, que ocupó un escaño en la Eurocámara hasta su elección como diputada francesa, fue imputada por este caso.

El tesorero del partido, Wallerand de Saint-Just, fue interrogado el pasado 14 de septiembre y, según ‘Le Monde’, reconoció que pudo haber “errores con respecto a un reglamento muy rígido”, pero que “en ningún caso ha habido fraude o voluntad de captar fondos públicos europeos”.

Los investigadores estiman, sin embargo, que el FN ideó una financiación de sus actividades a través de los salarios pagados por el Parlamento Europeo, un sistema ordenado por su presidenta.