Las 44 obras de Sijena llegan a Aragón tras una mañana de tensión y cargas de los Mossos en Lleida

Las primeras obras de arte del monasterio de Sijena (Huesca) han empezado a salir del Museo de Lleida pasadas las 12.15 horas, después de un proceso de embalaje que ha durado cerca de 8 horas, en medio de un ambiente tenso entre los centenares de personas concentradas fuera del edificio. Un camión de mudanzas se ha situado a esa hora frente a la puerta del almacén del Museo de Lleida para cargar las 44 obras y trasladarlas hasta el municipio oscense. La operación ha provocado una gran movilización independentista, que la ha identificado con la actuación del Estado para frenar el 'procés' mediante la aplicación del artículo 155.

Procedente de Lleida, el camión con las piezas y el grupo de técnicos del Gobierno de Aragón que han participado en la tarea de embalaje han sido recibidos a primera hora de la tarde en el Monasterio de Villanueva de Sijena por la consejera de Educación, Cultura y Deporte del Ejecutivo, Mayte Pérez, y por el alcalde del municipio, Ildefonso Salillas. Por cierto que el Museu de Lleida ha entregado 44 piezas originarias del Monasterio, aunque uno de los bienes reclamados judicialmente ha sido extraviado -un lienzo del siglo XVIII- y, a cambio, el museo ha facilitado otra pieza de alabastro originaria del mismo cenobio.

Con la llegada del camión a su destino, ha finalizado una mañana de gran tensión frente al museo de Lleida, protegido por un fuerte dispositivo de los Mossos d’Esquadra y donde una concentración secesionista ha gritado diversas consignas contra el traslado de las obras, como “manos arriba, esto es un atraco”, “ladrones” o “España nos roba”.

Técnicos del Gobierno de Aragón se ha presentado en el Museo de Lleida a las cuatro de la madrugada de este lunes para supervisar el traslado de las obras de arte de Sijena, en medio de las protestas. Algunos de los manifestantes han recibido cargas de los Mossos d’Esquadra, sobre las 8.45 horas, en la Rambla d’Aragó de la capital del Segrià, cuando la policía catalana ha tratado de ampliar el cordón delante de la fachada principal del museo. Los servicios médicos han atendido a un hombre que ha recibido un golpe de porra y ha sufrido una taquicardia.

Los concentrados han reaccionado en ese momento a la acción de los Mossos con gritos como “no hace falta pegar” o “España nos trata como a perros”. También han proferido gritos contra el alcalde de Lleida, el socialista Ángel Ros, a quien responsabilizan de no haber frenado el traslado. Lo cierto es que se trata del cumplimiento de una resolución judicial. El Juzgado número 1 de Primera Instancia e Instrucción de Huesca dictó una providencia el pasado jueves autorizando a la Guardia Civil a usar la fuerza para entrar en el Museu de Lleida a partir de las 00.00 horas de este lunes y coger las obras. El director del Museu de Lleida, Josep Giralt, manifestó posteriormente la voluntad del equipamiento de no oponerse al mandato, pese a estar en contra del traslado, recurrido judicialmente por la Generalitat y el Ayuntamiento de Lleida.

El juzgado ordenó la devolución de estos bienes pertenecientes al tesoro artístico del Monasterio de Sijena, tras anular la venta por parte de la Orden San Juan de Jerusalén a la Generalitat en 1983. Tras recibir el requerimiento judicial por la aplicación del artículo 155 de la Constitución, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, dio la orden, hace dos semanas, de retornar las 44 piezas depositadas en Lleida al Monasterio de Villanueva de Sijena e invitó a la Generalitat a no recurrir la decisión judicial.

La Generalitat ya autorizó en julio de 2016 el regreso de 53 piezas del Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC) a Villanueva de Sijena, en cumplimiento de la orden provisional dictaminada por la juez oscense.

Al Museo de Lleida ha acudido este lunes el diputado de ERC Joan Tardà, quien ha señalado a los periodistas que lo que está ocurriendo este lunes es una demostración “de lo que puede pasar si las fuerzas que apoyan el 155 ganan las elecciones. Es una verdadera vergüenza que sean capaces de actuar aprovechando que tenemos un gobierno en la prisión y en el exilio”. “Espero -ha dicho- que este intento de humillarnos sirva de lección de lo que puede llegar a pasar si esta gente nos gobierna. Nuestro país se gobierna desde Cataluña, no podemos permitir que nos gobiernen desde Madrid en pleno siglo XXI”.

Josep Borrell, delegado de Cultura de la Generalitat en Lleida, ha declarado que el traslado de las obras se ha precipitado por la situación política y que “es un error fatal”. Pero es que, además, ha amenazado a los aragoneses sugiriendo una especie de boicot como represalia: “A los de Aragón -ha advertido- el traslado les puede pasar factura. Hay servicios que presta Cataluña de forma generosa, como el servicio sanitario, pero después de esto podemos decir: pues mira, nos lo repensamos”. “Es entrar en una dinámica que no favorece a nadie”, ha concluido.

El candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat, Miquel Iceta, ha sido objeto de todo tipo de diatribas por la filiación política del alcalde de Lleida, que pertenece a su partido.

El caso es que Iceta también ha considerado un “error” el traslado de las obras sin una resolución judicial “definitiva”. El dirigente socialista ha recordado que aún están “pendientes de resolución” los cuatro recursos presentados por la Generalitat, el Ayuntamiento de Lleida, el consorcio del museo y la Diputación de Lleida. En este sentido, ha considerado que haber tomado “medidas cautelares antes de la resolución definitiva es un error y no se tendría que haber producido”. “Quiero lamentar que antes que se hayan sustanciado los recursos, se tome una decisión que implique un traslado”, ha insistido el líder de los socialistas catalanes, partido que gobierna en el ayuntamiento leridano.

En cualquier caso, ha opinado que se trata de una decisión judicial y que “no tiene que ver con el 155 ni es una decisión del Gobierno de España”. “Uno se puede leer los decretos del Gobierno (tras el 155) y Sijena, arte o Lleida no salen, no tiene que ver una cosa con otra”, ha dicho Iceta, si bien ha apuntado que es “un ejemplo más de que cuando se judicializan algunas cuestiones, los políticos perdemos capacidad de incidencia sobre los temas”. Esta afirmación es la que le ha costado comentarios en Twitter del tipo de “Iceta, como no tiene nada que ver con el 155? Nos tomas por idiotas o qué? Iceta eres un col • laborador necesario de este saqueo. Todavía tienes ganas de bailar después de eso?”

Leer más noticias sobre