Hamás llama a una “nueva intifada” en medio de una huelga general tras el anuncio de Trump

"Este viernes será un día de la ira y el comienzo de la intifada por 'la liberación de Jerusalén'", dice el movimiento islamista

El jefe político del movimiento islamista Hamás, Ismail Haniye, llamó este a los palestinos a comenzar este viernes una tercera intifada, tras el reconocimiento este miércoles por el presidente estadounidense, Donald Trump, de Jerusalén como capital israelí.

Mañana viernes 8 de diciembre será un día de la ira y el comienzo de una nueva intifada llamada ‘la liberación de Jerusalén'”, dijo el líder islamista en una rueda de prensa en Gaza capital, donde también pidió que se suspenda la coordinación de seguridad y la cooperación “con la ocupación israelí”.

Para Haniyeh, “la decisión de Trump marca el final de una fase política” y significa “un punto de inflexión histórica para la causa palestina”.

“Afirmamos que Jerusalén está unida, no es oriental ni occidental, y seguirá siendo la capital de Palestina, de toda Palestina”, declaró el dirigente de Hamás, que dijo que “Trump se arrepentirá de su decisión”.

Según el líder islamista, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) ante la declaración de Trump “debe salir del túnel de Oslo, que proporcionó a la ocupación la legitimidad para existir”.

Haniyeh llamó a la celebración de una reunión entre todas las partes palestinas para discutir sobre la situación actual y acordar las medidas políticas a seguir ante los acontecimientos.

“Debemos tomar decisiones, formular políticas y desarrollar una estrategia para oponernos al nuevo complot en Jerusalén y Palestina“, declaró.

Por otro lado, según declaró en una conferencia de prensa el primer ministro palestino, Rami Hamdala, que llegó a Gaza este jueves por la mañana, “Jerusalén es la capital de Palestina”, y según él, este hecho es más importante que cualquier acción o decisión que se pueda tomar desde Estados Unidos.

Desde esta declaración de Trump la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) ha rechazado aceptar a Estados Unidos como mediador para el proceso de paz.

Hamdala se dirigió al presidente norteamericano en la rueda de prensa de este jueves declarando que “desde Gaza, nos opondremos (a la decisión de Trump) con unidad nacional”. Según el primer ministro, “Palestina regresará a las fronteras de 1967 con Jerusalén como capital”.

El llamamiento a una nueva intifada llega en plena huelga general con gran seguimiento de los palestinos en Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este tras el anuncio de Trump.

Las facciones islámicas y laicas palestinas en Gaza llamaron este miércoles al paro y a manifestaciones a mediodía para protestar la decisión del Gobierno estadounidense.

El ministro de Educación palestino, Sabri Saidam, respondió a la llamada decretando este jueves el cierre de los centros escolares, y pidió a maestros y estudiantes de instituto y universidades que participasen durante la jornada en las manifestaciones previstas en Cisjordania, Franja de Gaza y zonas palestinas en Jerusalén.

A la espera de la reunión que mantendrán este sábado los ministros de Exteriores de la Liga Árabe y de la cumbre del 13 de diciembre en Estambul de los líderes de la Organización de la Conferencia Islámica (OIC), los países de la región han salido en tromba a condenar la decisión del presidente estadounidense.

Árabes y musulmanes de Israel, territorios palestinos y otros países de Oriente Medio han calificado la actitud de Trump de “incendiaria”.

RELACIONADO