Asalto de la ultraderecha a las redacciones de ‘La Repubblica’ y ‘L’Espresso’

Un grupo de personas pertenecientes al movimiento ultraderechista italiano Forza Nuova protestó el miércoles ante la redacción del diario 'La Repubblica' en Roma, en un acto que ha suscitado numerosas críticas por parte de la política del país.

En la protesta, grabada por el propio diario, participaron unas diez personas con el rostro cubierto con máscaras, que prendieron varias bombas de humo y mostraron una pancarta que llamaba a realizar un boicot a este diario y a su revista L’Espresso.

Reivindicaron la acción en un mensaje en Facebook en el que explicaron que su intención era “iluminar la verdad sobre las mentiras de los escribas del régimen” y sobre sus informaciones relacionadas con las políticas migratorias del Gobierno.

Hoy ha sido solo el ‘primer ataque’ contra quien difunde el mensaje a favor de la inmigración (…). Hoy comienza un boicot sistemático y militante contra quien difunde la sustitución étnica y la invasión”, avanzaron en su perfil de la red social.

Un militante de 34 años de Forza Nuova fue arrestado tras la protesta y ha sido denunciado por participar en una manifestación no autorizada, por alteración del orden público, por coacción y por encender artefactos pirotécnicos en un espacio público.

La acción, que se produce después de que en los últimos días el rotativo haya advertido del avance de la ultraderecha en Italia, ha suscitado el rechazo de la política.

El primer ministro, Paolo Gentiloni, telefoneó al director del diario, Mario Calabresi, mientras el titular del Interior, Marco Minniti, visitó la redacción y pidió no subestimar estos hechos.

El secretario general del gubernamental Partido Demócrata, Matteo Renzi, mostró su solidaridad con los periodistas de La Repubblica, así como la presidenta de la Cámara de los Diputados, Laura Boldrini, o el del Senado, Pietro Grasso, entre otros políticos.