Carmen Franco, arropada en casa por su familia tras conocerse su cáncer terminal

La hija del dictador, que no está sometiéndose a tratamiento, recibe a diario la visita de sus hijos, nietos y bisnietos

El cariño y el apoyo incondicional de sus seres queridos parecen ser el mejor antídoto para Carmen Franco. Desde que se conociera la noticia de que padece un cáncer terminal para el que no está sometiéndose a tratamiento, la hija del dictador recibe a diario la visita de sus hijos, nietos y bisnietos.

En esta ocasión, además de su hijo Jaime, Carmen recibió este martes a su nieto, Daniel, hijo de Jose Toledo y Cristobal Martínez Bordiú. Avanzada la tarde, padre e hijo abandonaban el domicilio del centro de Madrid en el mismo coche con la preocupación en el rostro por el delicado momento que están viviendo.

Carmen Franco no está recibiendo tratamiento alguno, lo que hace que sea una situación muy dura y difícil para sus familiares, que parece que no la dejan sola en ningún momento.

“Lo he asumido y no pasa nada. No tengo tratamiento, no hace falta”, dijo hace unos días cuando se conocía su enfermedad.