Trump confirma a Abbas su intención de mover la Embajada de EEUU a Jerusalén

La presidencia de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) rechaza de plano el traslado de la embajada de EEUU de Tel Aviv a Jerusalén y advierte de "graves repercusiones" para el proceso de paz entre israelíes y palestinos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha informado este martes al responsable de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, de su intención de trasladar la Embajada norteamericana en Israel de Tel Aviv y Jerusalén; un movimiento que contravendría las reivindicaciones históricas de los palestinos.

Así se lo ha confirmado Trump a Abbas durante una conversación telefónica, según el portavoz del Gobierno palestino, Nabil Abu Rdainah. "Notificó al presidente (Abbas) su intención de mover la Embajada", ha asegurado Rdainah, en un comunicado en el que no ha aclarado cuándo se produciría este cambio.

La presidencia de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) rechaza de plano el traslado de la embajada de EEUU de Tel Aviv a Jerusalén y advierte de "graves repercusiones" para el proceso de paz entre israelíes y palestinos, informó la agencia oficial de noticias palestina Wafa.

"No podemos aceptar el traslado de la embajada", dijo el portavoz presidencial, Nabil Abu Rudeina, tras la llamada que recibió hoy el presidente palestino, Mahmud Abbas, en la que su homólogo estadounidense, Donald Trump, le comunicó su intención de cambiar la sede de la embajada, cosa que podría anunciar oficialmente mañana, miércoles.

Tras la conversación, Abbas inició una ronda de contactos, empezando por el rey Abdalá II de Jordania, para impedir el traslado de la embajada, que los palestinos consideran que sería el reconocimiento de EEUU de la soberanía israelí sobre la totalidad de Jerusalén, incluida la parte oriental, que ellos reivindican como capital de su futuro estado.

Abdalá II también conversó telefónicamente con Trump, al que advirtió de que, de llevar a delante esa decisión, "debilitará los esfuerzos de la Administración estadounidense para reavivar el proceso de paz".

Asimismo, el rey de Jordania instó a Trump a valorar el "peligro de tomar cualquier decisión fuera del marco de una solución global que garantice el establecimiento de un Estado palestino con Jerusalén Este como capital".

Israel ocupó la parte oriental de Jerusalén en la Guerra de los Seis Días, de 1967, y se la anexionó en 1980 tras una resolución del Parlamento israelí (Knesset) que estableció que la ciudad unificada sería su capital "eterna e indivisible", una decisión unilateral nunca reconocida por la comunidad internacional.

En la actualidad, todas las embajadas se ubican en el área metropolitana de Tel Aviv, incluida la de Estado Unidos.

Abbas además habló con el presidente ruso, Vladimir Putin y el rey Mohamed VI de Marruecos, que envió una carta a Trump en la que le expresó su "inquietud" y le alertó de los "reflejos peligrosos sobre la seguridad y la estabilidad de Oriente Medio" del traslado de la sede diplomática.

Las facciones palestinas se han unido en una petición de un "día de la ira" durante el miércoles, jueves y viernes con manifestaciones en las principales ciudades palestinas contra el posible traslado de la sede diplomática.

La semana pasada, varios medios estadounidenses adelantaron que el presidente pronunciaría esta semana un discurso para dar este simbólico paso. Según estas informaciones, el reconocimiento podría producirse este miércoles, lo que ha dado pie a todo tipo de reacciones.

Tanto israelíes como palestinos reivindican Jerusalén como la capital de su Estado, por lo que cualquier gesto vinculado a la ciudad está rodeado de polémica y amenaza con tumbar el frágil equilibrio en la zona. Varios líderes árabes han advertido de que el reconocimiento que ultima Trump daría al traste con cualquier posibilidad de paz.

RELACIONADO