El Papa llega a Bangladesh para reunirse con rohingyás tras haber visitado Birmania

El Papa ha llegado al aeropuerto internacional de Dhaka, capital de Bangladesh, en la segunda etapa de su viaje a Asia, donde está previsto que se reúna con un grupo de refugiados rohingyas, un grupo étnico musulmán que el gobierno de Birmania no reconoce como ciudadanos lo que ha provocado su éxodo masivo.

Francisco ha llegado a Bangladesh tras haber estado tres días en Birmania, donde se encontró con el jefe del Ejército de Myanmar, el general Min Aung Hlaing, uno de los principales ejecutores de la persecución contra los musulmanes rohingyás, con las autoridades civiles y diplomáticas en Nay Pyi Taw y con el Consejo budista ‘Sangha’ en Yangon.

Francisco clamó en Birmania por un “orden democrático” que no excluya a nadie y destacó que el futuro del país pasa “por el respeto por cada grupo étnico y su identidad” si bien no usó en ningún momento el término rohingyá. En su despedida de Birmania, ofició una misa para los jóvenes en la que hizo un llamamiento a la esperanza de la reconciliación y la apertura democrática del país.

“Os pido que gritéis, pero no con vuestras voces, no, quiero que gritéis, para ser con vuestra vida, con vuestros corazones, signos de esperanza para los que están desanimados, una mano tendida para el enfermo, una sonrisa acogedora para el extranjero, un apoyo solícito para el que está solo”, exhortó el Papa Francisco a los jóvenes.

En la catedral de Santa María de Rangún, el Pontífice invitó a los jóvenes a llevar a su país “la pasión por los derechos humanos y la justicia”. Y clamó: “No tengáis miedo de aprender de vuestros errores”.

Segunda etapa del viaje

Posteriormente, a su llegada a Bangladesh, ha sido recibido por el presidente, Abdul Hamid. En la segunda etapa de su viaja a Asia –el cuarto de su pontificado a este continente– el Papa celebrará una misa que incluirá la ordenación sacerdotal de un grupo de seminaristas.

También está previsto que lidere el encuentro interreligioso por la paz, para el que se espera la participación de un grupo de ‘rohingyas’ y la visita privada a la Casa Madre Teresa de Tejgaon.

Francisco es el segundo pontífice que viaja a Bangladesh –el primero fue Juan Pablo II en 1986–, un país que cuenta con una población, según la plataforma ‘Religion Facts’ de 148.690.000 personas, de las cuales el 89,8% son musulmanas, el 9,1% hinduistas, el 0,5% budistas y el 0,2% son cristianas.