Telefónica coloca 1.000 millones en deuda híbrida

Consiste en una nueva emisión de obligaciones perpetuas subordinadas, rescatable a partir del quinto año y medio (junio 2023) a opción del emisor

Telefónica ha colocado este miércoles un total de 1.000 millones de euros en una nueva emisión de obligaciones perpetuas subordinadas, rescatable a partir del quinto año y medio (junio 2023) a opción del emisor, en la que ha registrado el cupón más bajo pagado por Telefónica en una emisión de híbridos en euros en su historia.

En concreto, la elevada demanda registrada en la emisión, que supone el regreso de la compañía al mercado de híbridos más de un año después de su última operación de este tipo, ha permitido fijar el cupón en el 2,625%, 25 puntos básicos por debajo de las indicaciones iniciales de 2,875%.

En concreto, el cupón de esta emisión, cuyo cierre y desembolso final tendrá lugar será el próximo 7 de diciembre de 2017, se sitúa un 30% por debajo del cupón del último híbrido emitido por Telefónica en setiembre de 2016 al mismo plazo y que se fijó entonces en el 3,75%.

La operación ha sido bien recibida por los inversores institucionales, como refleja que el libro de órdenes final se situara en los 2.000 millones de euros, lo que supone una sobresuscripción de dos veces. Han participado cerca de 200 inversores, de los cuales más de el 95% era inversores internacionales.

La emisión se enmarca dentro de la prudente política financiera de Telefónica, que le permite reforzar su balance y estructura de capital, mejorando su solvencia y contribuyendo a afianzar su objetivo de mantener una calificación crediticia de grado de inversión sólida. Con esta nueva emisión, la actividad de financiación del grupo en lo que va de año se sitúa por encima de los 9.00 millones de euros.

En un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Telefónica detalla que las obligaciones tendrán un importe nominal unitario de 100.000 euros y carácter perpetuo, si bien serán amortizables a opción del emisor en determinadas fechas y en cualquier momento en caso de que ocurran determinados supuestos previstos en los términos y condiciones de las obligaciones.

Asimismo, detalla que a partir del 7 de junio de 2023, inclusive, los bonos devengarán un interés fijo igual al tipo swap a cincos años aplicable más un margen del 2,327% anual desde el 7 de junio de 2023 hasta el 7 de junio de 2028 (no incluido), del 2,577% anual desde el 7 de junio de 2028 hasta el 7 de junio de 2043 (no incluido) y del 3,327% anual desde el 7 de junio de 2043 (inclusive).

Por su parte, la agencia de calificación crediticia Fitch ha otorgado a estos bonos una calificación de ‘BB+’ respectivamente, dos escalones por debajo de la de Telefónica (‘BBB’) como reflejo de un mayor riesgo de incumplimiento en comparación con las obligaciones senior y por la mayor severidad de pérdidas.

En esta línea, Moody’s ha asignado a esta emisión un rating ‘Ba2’ con perspectiva estable, también dos nota por debajo de la calificación del emisor, debido principalmente a que este instrumento está “profundamente subordinado” a otra deuda se la estructura de capital de la compañía.