El Giro de Italia 2018 se presenta con tres etapas consecutivas en los Alpes y ascensión al Etna

Serán un total de 3.546 kilómetros que comenzarán con una contrarreloj de 9,7 kilómetros al oeste de Jerusalén

La 101º edición del Giro de Italia ha sido presentada este miércoles en Milán con la novedad de que, por primera vez en su historia, la ronda italiana partirá desde territorio asiático al comenzar desde Jerusalén (Israel) y en la que se disputarán hasta ocho etapas de montaña en las que se incluyen la ascensión al Etna y tres días consecutivos en los Alpes antes de la llegada final a Roma.

Serán un total de 3.546 kilómetros que comenzarán con una contrarreloj de 9,7 kilómetros al oeste de Jerusalén. La segunda etapa se disputará en un recorrido de 167 kilómetros entre Haifa y Tel Aviv. La última en tierras israelíes tendrá lugar en Beer Sheva con un final propicio para los sprinters.

Tras esto, el Giro se trasladará a Sicilia, donde se disputarán tres etapas y tendrá lugar el primer día de descanso el 7 de mayo. La primera etapa de alta montaña tendrá lugar en la sexta cita con la ascensión al Etna. Se presumen hasta un total de ocho jornadas de montaña con tres etapas consecutivas en los Alpes.

La más larga será la décima, tras el segundo día de descanso, con un recorrido de 239 kilómetros entre Penne y Gualdo Tadino. Y finalmente, será la capital italiana la que acogerá el final en un circuito de 11,8 kilómetros sobre el que se darán un total de 10 vueltas. Una etapa en la que se podrá disfrutar de algunos lugares idílicos de Roma como Via Nazionale, la Piazza del Popolo, el Circo Máximo, las Termas de Caracalla o los Foros imperiales bajo el Coliseo.

Además, el británico Chris Froome estará presente en la cita al confirmarlo mediante un vídeo emitido por la organización. Froome consiguió la victoria en el Tour de Francia y la Vuelta a España este año y buscará el triunfo en la ronda italiana para hacerse con las tres ‘grandes’.