Meade confirma su deseo de ser el candidato presidencial del PRI en 2018

El economista José Antonio Meade, quien ha ocupado varias carteras en las dos últimas Administraciones de México, anunció este lunes que buscará la candidatura del oficialista partido PRI para las elecciones presidenciales de 2018. En un evento celebrado en el Palacio Nacional, Meade confirmó sus aspiraciones, después de que presentara su renuncia como secretario de Hacienda en un acto previo realizado en la residencia de Los Pinos y en el que el presidente, Enrique Peña Nieto, alabó su larga trayectoria.

Señaló que va a presentar su registro como precandidato a la presidencia después de 20 años de servir a su país de manera ininterrumpida, lo que desató un gran ovación de los asistentes al evento, en el que pasó la estafeta al nuevo titular de Hacienda, José Antonio González.

“Tengo la convicción de que el país cuenta con el talento y las condiciones para que, con el esfuerzo y en beneficio de todos, México sea una potencia”, afirmó.

Un país, apuntó, donde “las familias tengan qué comer en la mesa, seguridad en las calles, techo, salud y educación de calidad”, donde se cumpla la ley y “los sueños y anhelos de cada mexicano encuentren oportunidades para hacerse realidad”.

Meade dijo que busca la candidatura del Partido Revolucionario Institucional (PRI) “con profunda convicción y emoción” y “el único anhelo de servir” a su país.

El PRI modificó en agosto pasado sus estatutos para permitir que quienes no son militantes del partido pueden aspirar a candidaturas de cargos de elección, un cambio que tenía nombre y apellido: José Antonio Meade.

Este economista y también abogado fue el único miembro del gabinete del presidente Felipe Calderón (2006-2012), del conservador Partido Acción Nacional (PAN), rescatado por Enrique Peña Nieto, del PRI, al asumir el poder en diciembre de 2012.

En el Gobierno de Calderón, Meade fue secretario de Energía y de Hacienda, mientras que en el mandato de Peña Nieto estuvo al frente de las carteras de Relaciones Exteriores, de Desarrollo Social y repitió nuevamente en Hacienda, el cargo al que acaba de renunciar.

En sustitución de Meade, el mandatario anunció el nombramiento de José Antonio González Anaya, titular de Petróleos Mexicanos (Pemex), un cargo que ahora ocupará Carlos Treviño, actual director corporativo de Administración y Servicios de la petrolera.

“Meade ha demostrado ser un hombre de bien con vocación de servicio y profundo amor a México. Le agradezco la dedicación, entrega y compromiso. Y el mayor de los éxitos en el proyecto que ha decidido emprender“, dijo Peña Nieto. Si bien no dio detalles de este “proyecto”, Meade suena como candidato del PRI en las presidenciales de 2018 en México, si bien el partido no tomará esta decisión hasta febrero del próximo año en una convención de delegados.

Al nuevo secretario de Hacienda, el mandatario le ha encomendado mantener la estabilidad macroeconómica y las finanzas públicas sanas y asegurar la transparencia en la ejecución de recursos, sobre todo en la reconstrucción tras los terremotos de septiembre pasado.

Al nuevo director de Pemex, Carlos Treviño, le ha instado a “continuar y profundizar” las instrucciones dadas a su antecesor. “Primero, fortalecer finanzas e impulsar productividad tras la estabilidad alcanzada en un año y medio y aprovechar al máximo las oportunidades que se ofrecen a Pemex con nuevas alianzas con el sector privado”, agregó.