Rajoy: “La reforma constitucional no puede ser un premio para quienes quisieron liquidarla”

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha mostrado abierto este lunes a hablar con la oposición sobre una posible reforma de la Carta Magna, al tiempo que ha advertido de que "la reforma de la Constitución en ningún caso puede ser un premio para quienes han querido liquidarla".

En una entrevista en Telecinco, el presidente ha subrayado que gracias a la puesta en marcha de la aplicación del artículo 155,  de la que justo hoy se cumple un mes, se ha “restituido la legalidad” en Cataluña, se han convocado elecciones autonómicas y la administración regional “funciona con normalidad”.

El presidente del Gobierno ha hecho balance del primer mes desde la puesta en marcha del 155, tiempo en el que han cambiado “muchas cosas” en Cataluña, comenzando por una administración que está trabajando “con normalidad” y con unos funcionarios que cumplen su función.

Tras reconocer que para poner en marcha el artículo 155 de la Constitución “hay que pensárselo muy bien” y es una situación “excepcional”, Rajoy ha explicado que durante este mes ya se han pagado facturas a proveedores de la Generalitat por valor de 1.500 millones de euros.

Sobre las palabras del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont sobre una posible salida de Cataluña de la UE, Rajoy cree que son unas declaraciones “sorprendentes” y que son una muestra más de que algunos dirigentes catalanes están cayendo en “ridículo”. “A la vista de la dinámica en la que se ha instalado Puigdemont sorprende menos, ya me espero cualquier cosa”, ha reconocido.

En concreto, Rajoy ha asegurado que hay actuaciones de Puigdemont, que “rozan el ridículo” y le ha recriminado que no convocara él mismo las elecciones autonómicas. A su entender, “un buen gobernante” no se puede “asustar” porque haya mil o dos mil manifestantes en la calle “llamándole traidor”. “Un gobernante tiene que oír a la gente y oír lo que le dice la calle, pero tiene que tener personalidad para tomar decisiones y actuar de conformidad con el interés general. Y no se puede asustar porque hay dos mil, tres mil o cinco mil manifestantes llamándole traidor. Eso no lo hace un buen gobernante”, ha declarado Rajoy, tras negar que Puigdemont le anunciara que fuera a convocara elecciones anticipadas.

El presidente del Gobierno ha calificado de “calumnia” y “falsedad” las declaraciones de la dirigente de ERC Marta Rovira acusando al Ejecutivo del PP de amenazar con muertos en la calle si seguía la hoja de ruta independentista. “Es mentira, es una calumnia y una vergüenza que se pueda llegar a esos niveles”, ha enfatizado. Dicho esto, ha retado a la ‘número dos’ de ERC a que dé el nombre de la persona que amenazó con muertos en Cataluña. “Si se ha atrevido a decir una mentira de estas características, por qué no se va a atrever a decir de dónde saca ella esa información”, ha apostillado, para recalcar que su Gobierno no ha “amenazado a nadie”.

Y ante las elecciones del 21 de diciembre, se ha mostrado convencido de que las cosas “van a ir bien” para aquellos partidos que creen en la defensa de la ley y la soberanía nacional.