Puigdemont insinúa que ‘la deslealtad del CNI’ impidió evitar el atentado de la Rambla

El ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha manifestado hoy su "desconfianza" en el sistema de seguridad del Estado y ha afirmado que no sabe si la "deslealtad" del CNI ha impedido "evitar un atentado y muchos muertos", tras conocerse los contactos de la agencia de inteligencia con el imán de Ripoll. En una entrevista con el digital El Nacional, Puigdemont, que sigue en Bélgica, se ha referido así a los contactos entre el CNI y el imán de Ripoll Abdelbaki es Satty, considerado el cerebro de los atentados en Cataluña del pasado agosto.

Para el ex presidente catalán, sobre el que pesa una euro-orden de arresto por delitos de rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia, la relación del CNI con el imán “abre muchas preguntas” y “crea muchas desconfianzas en el sistema de seguridad español”. “No han sido leales a los ciudadanos. Por culpa de esta deslealtad no sabemos si no hemos podido evitar un atentado y muchos muertos. No lo sabemos”, ha añadido el número uno de la lista Junts per Catalunya para las elecciones del 21-D.

En la entrevista, el ex presidente catalán ha lanzado otras preguntas: “¿Hasta dónde más llega el brazo largo del CNI en nuestro país? ¿Qué hacen más de 10.000 policías innecesarios en Cataluña, en un pueblo de paz?”.

Puigdemont ha aseverado que en agosto ya se “olían” los contactos del imán de Ripoll con el CNI pero no podían aportar pruebas, y ahora “se ha demostrado” esa relación. Y en este contexto, ha subrayado: “¿Qué se demostrará de aquí a tres meses sobre la Operación Cataluña? Yo, por si acaso, recomendaría a la gente que fuera muy prudente a la hora de creer según qué versiones del Estado español”.

El president de la Generalitat cesado ha afirmado también que da prioridad a la negociación y al diálogo en Cataluña, pero ha avisado de que no renuncia a la vía unilateral, ya que considera que tampoco la ha dejado de usar el Estado con la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Esa vía, sigue siendo una de la posibilidades, dice, “sobre todo cuando delante tenemos un Estado que actúa unilateralmente” y añade: “No podemos renunciar si el Estado no ha renunciado a su unilateralidad”. Carles Puigdemont ha precisado que, si el Estado “renuncia a la unilateralidad”, entonces se podrá hablar “en otros términos”.

Asimismo, ha considerado que la declaración unilateral de independencia “no ha sido desautorizada por nadie” y que el resultado del 1-O “es vigente”. Y en este contexto ha apuntado que el 21D los catalanes “podrán defender la legitimidad de la república, le pese a quien le pese”. El ex president de la Generalitat y número uno de la lista Junts per Catalunya ha asegurado que, si sale elegido diputado, tomará posesión del escaño, pero en cambio ha dicho que no tiene decidido si tomará posesión del cargo si es investido presidente.

En cuanto a las declaraciones de los consellers en prisión, ha asegurado que no ha visto “a ninguno, vaya en la lista que vaya, diciendo que si están en el Govern de la Generalitat aceptarán el 155”, y ha pedido “no confundir lo que es una legítima y comprensible estrategia de defensa con lo que son los compromisos y las decisiones políticas”.

Al líder del PSC, Miquel Iceta, le ha dicho que, tras “tantas décadas en la política, tendría que hacer un buen servicio y es que, si sale derrotado, marcharse”, pues “ya le toca”. También ha asegurado que “es lo mismo votar a PSC, que PP, que Ciudadanos”, partidos a los que ha pedido que, en caso de perder el 21-D, anulen “aquella misma noche el 155”. También ha considerado que el Estado “intenta crear un estado de miedo para que la gente vaya atemorizada a votar” el 21-D.

En cuanto al saludo del ex conseller Santi Vila al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, Puigdemont lo ha sentido como “un disgusto personal y una imagen de la vieja política, a la que precisamente tenemos que vencer el día 21”. Un saludo que se produjo durante de la entrega de premios de la patronal Foment del Treball en Barcelona, donde Rajoy pidió a las empresas que no se marchen de Cataluña. “¡Qué cinismo! El autor intelectual y material del intento de huida de empresas de Cataluña para poder explicar lo malos que éramos es el que ahora precisamente les dice que vuelvan”, ha juzgado Puigdemont.

Disqus Comments Loading...