Egipto promete una venganza “brutal” por el atentado en el Sinaí

Al Sisi asegura que las Fuerzas Armadas y la Policía responderán al ataque con una "fuerza brutal"

El presidente egipcio, Abdelfatah Al Sisi, prometió este viernes que el Ejército y la Policía “se vengarán” por las víctimas del peor ataque terrorista perpetrado en la historia reciente de Egipto, que ha dejado al menos 235 muertos y 109 heridos.

Las Fuerzas Armadas y la Policía “se van a vengar por nuestros hijos para recuperar la estabilidad y vamos a responder a este acto con una fuerza brutal“, aseguró el mandatario en una alocución transmitida por la televisión oficial egipcia.

“Egipto afronta el terrorismo solo, en nombre de la región y de todo el mundo”, afirmó en árabe clásico el mandatario egipcio, quien añadió que “este es un intento para frenar nuestros esfuerzos de la lucha antiterrorista”.

Asimismo, pronunció una frase en dialecto egipcio: “Veremos a ver a quién ayuda Dios, porque Dios ayuda a la gente buena y no a la gente malvada”, y arguyó que, pese a este ataque, “seguiremos resistiendo”.

Según la televisión oficial egipcia, Al Sisi ha ordenado el pago de 200.000 libras egipcias (unos 11.300 dólares) a las familias de las víctimas mortales, mientras que 50.000 libras (unos 2.826 dólares) irán para las familias de los heridos.

Abbas condena el atentado

El presidente palestino, Mahmud Abbas, condenó “con firmeza” el atentado. “Estamos seguros de que estos crímenes no socavarán la voluntad de Egipto en su guerra contra el terrorismo”, expresó Abás en un comunicado publicado en la agencia oficial palestina Wafa, en el que mostró su solidaridad con los egipcios y deseó la pronta recuperación de los heridos.

El Gobierno sirio, por su parte, ha hecho hincapié en la importancia de aunar los esfuerzos frente al terrorismo “que ataca el presente y el futuro de la nación árabe”, tras el atentado en Egipto.

Una fuente del Ministerio sirio de Asuntos Exteriores, citada por la agencia de noticias oficial SANA, expresó la condena “categórica” de su país a “la masacre cobarde llevada a cabo por grupos terroristas contra los fieles de la mezquita de Al Rauda, en la zona de Al Arish, en el Sinaí egipcio“.

La fuente destacó que los crímenes terroristas perpetrados en Siria y Egipto, así como en otras partes del mundo árabe, son similares en cuanto a sus autores y objetivos.

Rajoy, consternado

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha traslado al presidente de Egipto, Abdelfatá al Sisi, su consternación ante el atentado, un acto que ha calificado de “especialmente cobarde”.

En un telegrama remitido al presidente egipcio, el jefe del Ejecutivo ha expresado su “enérgica repulsa” ante este “execrable atentado” y le ha trasladado su pésame por los fallecidos y el deseo de pronta recuperación para los heridos.

“Se trata de un acto especialmente cobarde“, ha indicado el presidente español tras recordar que el “terrible” atentado que ha tenido lugar a la salida del rezo de la mezquita de Al Rawdah ha causado centenares de muertos y numerosos heridos.

“Permítame reiterarle nuestra total solidaridad en la lucha contra el terrorismo”, ha finalizado Rajoy tras el atentado más sangrientos de la historia reciente de Egipto.

Firme condena de el Papa

El Papa Francisco también ha expresado su “firme condena” del atentado en una mezquita en Egipto que ha causado al menos 270 muertos, “un acto de brutalidad sin sentido dirigido contra civiles inocentes reunidos en oración”.

“Su Santidad el papa Francisco se entristeció profundamente al conocer la gran pérdida de vidas provocada por el ataque terrorista en la mezquita de Rauda, en el norte de Sinaí”, declaró el secretario de Estado, Pietro Paroliín, en un telegrama a nombre del pontífice, como es habitual en estos casos.

Asimismo, manifestó su “firme condena de este acto de brutalidad sin sentido dirigido contra civiles inocentes reunidos en oración”.