Hallan el cuerpo de un hombre que murió hace cuatro años cuando iban a desahuciarle

El fallecido, que vivía solo y padecía una enfermedad hepática, no fue echado en falta por los vecinos, que le daban ya por muerto

El cuerpo de un hombre momificado y que podría llevar muerto unos cuatro años fue descubierto hace diez días en su casa del distrito madrileño de San Blas cuando una comisión judicial acudió al piso, acompañada de un cerrajero, para ejecutar su desahucio por impago de las letras de la casa.

Según relata el diario ‘El Mundo’, al entrar en la vivienda, situada en el tercer piso del número 5 de la calle de Castillo de Madrigal, en el barrio de Simancas, la comisión judicial, por orden del juzgado de instrucción número 100 de Madrid, descubrió en una habitación el cuerpo momificado de Agustín, un hombre de 56 años y que vivía solo.

El cadáver, descubierto el día 14, fue trasladado al Instituto Anatómico Forense y, a la espera de que lo confirmen los informes, se descarta en principio una muerte violenta.

Al parecer el hombre padecía una enfermedad hepática y los vecinos, que no le echaron el falta ni notaron nada extraño en la vivienda, pensaron que había fallecido hace unos años en algún hospital.