El PDeCAT exige a Colau que pida explicaciones de la relación del imán de Ripoll y el CNI

El portavoz del grupo del PDeCAT en el Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Ciurana, ha pedido a la alcaldesa Ada Colau que exija al Gobierno explicaciones sobre la vinculación del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) con el imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty, líder de la célula que atentó en Barcelona.

Ciurana ha anunciado hoy en rueda de prensa que el PDeCAT presentará formalmente una proposición en este sentido en el pleno del próximo viernes en la que piden reiterar el agradecimiento de la ciudad al exconseller de Interior Joquin Forn y al mayor de los Mossos d’Esquadra cesado José Luis Trapero. Ambos, según el portavoz del PDeCAT, fueron cesados por el Gobierno y hoy se encuentran “en situación indigna”, el primero en prisión y el segundo, relegado a tareas administrativas.

El PDeCAT ve “con perplejidad como hay un reconocimiento de que el impulsor e ideólogo de los atentados fue confidente de los servicios de información españoles” y ha argumentado que el Ayuntamiento “no sólo tiene legitimidad moral” para exigir explicaciones, sino “obligación en defensa del interés público”.

Para Ciurana, “ante el dolor y la consternación” de los atentados creen que “hay que llegar hasta las últimas consecuencias. Se lo debemos a la memoria de las víctimas, a la ciudadanía. Y desde la transparencia más absoluta”, ha añadido.

La proposición que defenderá el mismo Jaume Ciurana en el pleno acuerda exigir, de forma inmediata, a los responsables del Gobierno, especialmente la vicepresidenta Soraya Saenz de Santamaría, las explicaciones pertinentes para que dé a conocer todas y cada una de las circunstancias que rodean la relación admitida por fuentes oficiales entre Abdelbaki Es Satty y el CNI.

Pedir concretamente que se informe a la ciudadanía sobre qué relaciones había tenido y tenía esta persona con los servicios de información españoles, durante qué periodo de tiempo, a qué mandos o responsables reportaba y también “saber desde qué momento el Gobierno español fue conocedor de la existencia de este vínculo y porque ha sido ocultado hasta ahora”.

También propone “exigir las responsabilidades políticas pertinentes ante el escándalo y la incapacidad manifiesta del Gobierno para evitar los atentados del día 17 y 18 de agosto en Barcelona y Cambrils”.