La Unión Europea acuerda un incremento de su presupuesto para 2018

El presupuesto de 2018 se centra en impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo, para lo que se han destinado 22.000 millones, reforzar la seguridad y abordar los retos que plantea la inmigración

Las instituciones de la Unión Europea han alcanzado un acuerdo sobre el presupuesto comunitario para 2018, que estará dotado con 160.100 millones de euros en compromisos de pago y será un 1,4% superior al presupuesto del año anterior, que fue de 157.900 millones.

Los negociadores del Parlamento Europeo reclamaban 162.550 millones y los del Consejo de la UE – la institución que representa a los países-, 159.000 millones por lo que han conseguido cerrar un principio acuerdo fijado en el término medio. Para la entrada en vigor de este nuevo presupuesto, ambas instituciones tendrán que ratificar el acuerdo en las próximas dos semanas.

Así, el presupuesto final recoge un total de 160.100 millones de euros para compromisos y fija en 144.700 millones la cantidad máxima de gastos efectivos. “El presupuesto de 2018 se centra en prioridades como impulsar el crecimiento económica y la creación de empleo, reforzar la seguridad y abordar los retos que plantea la inmigración”, dijo en un comunicado el viceministro de finanzas de Estonia, Märt Kivine, cuyo país ocupa la presidencia temporal del Consejo.

El presupuesto se divide en varias partidas, entre las que “Crecimiento inteligente e inclusivo” es la más importante, con 77.534 millones e incluye 22.000 millones destinados a mejorar la competitividad y el empleo, y 55.530 millones a la cohesión económica, social y territorial. Además, la UE dedicará en 2018 casi 60.000 millones al crecimiento sostenible y 3.500 millones a la seguridad, entre otras partidas.

En un comunicado, el Parlamento Europeo ha celebrado que se hayan “revertido” los 750 millones en recortes al área de “crecimiento y empleo”, así como que se haya incrementado en 117 millones el presupuesto para la Iniciativa de Empleo Juvenil, hasta los 350 millones. También ha destacado el aumento de las partidas para programas como Erasmus+ (+20 millones) y Horizonte 2020 (+70 millones).

Por otro lado, la Eurocámara ha subrayado la importancia de que se haya incrementado el presupuesto de las agencias europeas relacionadas con la seguridad (Europol, Eurojust y EASO), con respecto a la propuesta original de la Comisión Europea.

Finalmente, el acuerdo alcanzado entre las instituciones comunitarias incluye un recorte de 105 millones de euros de los fondos preadhesión que se otorgan a Turquía y se han puesto en reserva otros 70 millones, debido al “deterioro de la preocupante situación en relación con la democracia, el Estado de derecho y los Derecho Humanos” en este país.

Este recorte en los fondos de preadhesion había sido demandado por los jefes de Estado y de Gobierno en su cumbre de octubre debido a las preocupaciones sobre la deriva de Turquía, a quien se conceden fondos para ayudarle en su camino hacia la adhesión a la UE.